USUARIOS

EL ORGULLO BLANCO

Siendo niño acostumbraba a jugar basket con mi hermana mayor, un globo, una pantalla de lámpara a modo de canasta y mucha imaginación eran los ingredientes de aquel engendro de baloncesto en el que simulábamos partidos del Real Madrid de la época.

Ni que decir tiene que la palabra “derrota” no existía en aquel juego . Yo era Emiliano, mi hermana Sevillano/a, el contrario por aquel entonces sería el CSKA de Moscú o la Ignis de Varese , que más daba, siempre eran batidos por los Aiken, Emiliano, Sevillano, Ramos,

Clifford Luyk, Paniagua, Brabender, más tarde Carmelo Cabrera, Rafa Rullán, olvido en la penumbra de la memoria muchos nombres, seguro.

Lo que no olvido es que aquellas gestas de los Jueves narradas por Héctor Quiroga que prendieron en aquellos niños la pasión por este deporte y concretamente por el equipo blanco, este no era quien más dinero gastaba, ni tan siquiera quien mejor jugaba y probablemente tampoco poseía al jugador desequilibrante, pero siempre estaba ahí, luchando, defendiendo un escudo mítico y cuando perdía lo hacía con honra, envuelto en un halo de gesta.

Esta mitología es la que, con mucho esfuerzo, intenta revivir el Madrid actual, los tiempos han cambiado, la gran mayoría de los jugadores juegan por dinero, no por un escudo y los directivos se empeñan en crear sólo máquinas de dinero en sus clubes, en algunos casos para evitar su desaparición, en otros por hacerlos poderosos.

La gran diferencia entre los del palacio azulgrana y los nuestros ha sido siempre esa, ellos los “poderosos” amos del dinero, los nuestros, los míticos hombres de blanco a quienes son sólo equiparables los Celtics de Red Auberbach o a los Lakers de Magic y Jabbar.

La NBA actual no se parece en nada a la de estos equipos, ha perdido la leyenda, el carisma de los jugadores y han creado una competición a ver quien gana más dinero, no títulos.

Y ese es el riesgo y la espada de Damocles que pende sobre la institución madridista , Sr. Presidente, si bien dicen que su gestión es perfecta en lo económico, si es así me descubro ante Vd., opino que su asignatura fallida es no valorar suficientemente lo legendario que hay en ese escudo, en ese equipo, lo que encandiló a unos chiquillos hace unos 50 años.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.