Resumen de una temporada soñada

BALONCESTO 2014-15 CUATRO COPASLa temporada 2014/2015 ha sido impecable, inmejorable, histórica, perfecta y, difícilmente repetible. Somos de oro. Desde los infantiles hasta los séniors. Campeones de todo. Los mejores. Los nuestros. Los blancos. Los madridistas.

Ningún equipo ha sido capaz de imponerse a la calidad de nuestros jugadores, no porque sean muy buenos, que lo son, sino por el divertido, ameno y exquisito juego colectivo desplegado por los chicos de Pablo Laso. GRACIAS A TODOS. A Laso por ver el baloncesto desde un punto de vista que otros no ven. Por tu fe ciega en el basket de exhibición, de verticalidad, de transición, de velocidad... Y de defensa férrea y de ayudas, porque señores, la clave de este equipo ha sido construir sus ataques a partir de la defensa. Una tela de araña perfecta en la que han caído nuestros rivales, uno detrás de otro. Eres inteligente, porque solo los inteligentes aprenden de los errores; y tú has evolucionado sobremanera desde que llegaste al banquillo merengue. Gracias por devolver al Real Madrid de baloncesto al lugar que nunca debió abandonar.
Al Gran Capitán, el jugador más trabajador que haya existido jamás. En cada jugada derrochas la energía, entrega y lucha de un debutante. Nos haces levantarnos del asiento con cada rebote, esos que te han convertido en el máximo reboteador de la Euroliga. Casi nada Felipe. Tienes 35 primaveras y, aunque lo normal sería pensar en colgar las botas, estoy convencida de que la próxima temporada ampliarás a un más tu repertorio. Gracias por dejarte el alma por este escudo.
A Rivers, o cómo trabajar para triunfar. Cuando el americano llegó a la capital, hubo quienes le descalificaron antes de saber quién era. Recuerdo tu primera lección, en los comienzos de la temporada, contra el Juventud, al que ametrallaste a triples en un abrir y cerrar de ojos cuando la victoria parecía escaparse. Después, la asimilación de los sistemas, tu incansable trabajo defensivo, tus importantes aportaciones ofensivas, tu tener que bailar en muchas ocasiones con la más fea, tu jugar por fuera y al poste bajo, allí donde el equipo requiera tu presencia. Un todoterreno entregado al equipo. Un tipo grande. Gracias por trabajar en la sombra para convertirte en pieza multiusos del equipo.
A Rudy, el jugador franquicia del Campeón. Todos teníamos altísimas expectativas puestas en ti, y a pesar de las lesiones, has sido la chispa del equipo. En la cancha eres todo entrega, valentía y calidad. Tienes fe ciega en la victoria y así has guiado a tu Madrid hasta lo más alto de todos los pódiums. Gracias por no arrugarte jamás.
A Nocioni, porque dijiste que venías a Madrid a ganar títulos y te hiciste con todos. Eres la veteranía personificada, esa que te permite saber qué hacer en cada momento. Junto con Reyes, nos habéis demostrado que no todo es cuestión de centímetros. A veces, la lucha, la garra y el carácter ganador son el diferencial que te hacen MVP de toda una final de Euroliga con nada más y nada menos que 35 tacos. Sin duda, eres el jugador multiusos que todo equipo necesita. Gracias por hacernos creer que la victoria siempre es posible.
A Maciulis, por tu profesionalidad y saber estar. El lituano ha demostrado ser un tío con clase, comprometido, conocedor del juego, siempre trabajador, y con ese pelín de suerte siempre necesario para aparecer en los momentos decisivos. Imprescindible Jonas. Gracias por mostrar en Madrid todas las cualidades que un gran baloncestista debe tener.
A Sergio Rodríguez, el mago del baloncesto. Cuando el tinerfeño se divierte, el Real Madrid es espectáculo en estado puro. Una máquina de hacer baloncesto, del bueno claro. El Chacho es la prolongación de Laso en pista, y ambos se han mimetizado a la perfección. Sus asistencias marca de la casa no nos han sorprendido, ni tampoco su efectividad desde más allá de 6,75 metros ni mucho menos sus penetraciones por el centro de la zona. Un auténtico jugón, madridista de cuna. Gracias por hacernos soñar despiertos desde la grada.
A Gustavo Ayón, el último en llegar. El mexicano fue la guinda de este proyecto maravilloso. Los que te apodaron Titán sabían de qué hablaban. No has defraudado
a nadie. A pesar de las lesiones, has sido más titán que nunca, luchando cada rebote como si fuera el último. Incluso bajando el balón cuando veías un bonito pasillo al aro contrario. Tu veteranía ha dado un plus al equipo, tanto en ataque como en defensa, donde has solventado con creces la mayor estatura de los rivales. Gracias por no quitarte nunca el traje de guerrero blanco.
A Jaycee Carroll, la facilidad anotadora en persona. Por trabajar incansablemente para recuperar tu mejor versión y seguir siendo ese anotador prodigioso que te trajo a Madrid. Además, este año has estado más implicado en defensa y el equipo lo ha agradecido. Gracias por tu empeño en anotar de todas las formas posibles.
A Sergio Llull, el alma del equipo. El encargado de dar el pistoletazo de salida en los momentos difíciles. El primer hombre de la batalla, siempre comandando a los suyos. De base o de escolta. De tres o al contragolpe. Y todo a la velocidad del rayo. El de Mahón tiene un físico privilegiado, una mentalidad ganadora y un gen competitivo nato. En tu mejor año en la élite, has sumado, a tu ya conocida capacidad anotadora y defensiva, templanza y asistencias. Gracias por ser el jugador que todo aficionado quiere en su equipo.
A Ioanis Borousis, por tu disciplina y espíritu de equipo. Aunque tus minutos han ido de más a menos esta temporada, cada minuto en pista has demostrado tu calidad de cinco puro. Gracias por cumplir siempre que has jugado.
A Slaughter, porque desprendes madridismo por los cuatro costados. Vibras con cada canasta y goles blancos. Has sabido asumir tu rol y así han llegado infinidad de mates y tapones. Eres un currante. Cómo me gusta cuando Laso ordena una zona con el norteamericano en punta. Quizás haya sido ese sacrificio lo que nos ha hecho Campeonísimos. Gracias por adaptarte a lo que el equipo necesita en cada momento con ese buen rollo que te caracteriza.
A Salah Mejri, el techo del equipo. El tunecino se ha dejado la vida en cada balón, ha trabajado con humildad y sin levantar la voz cuando le ha tocado quedarse fuera de la convocatoria. Viniste a Madrid con la firme idea de seguir creciendo, y ya eres campeón de todo. Sabemos que te sientes agradecido a este escudo. Gracias por aprovechar hasta el último segundo que te dan sobre la pista.
A Facundo Campazzo, por creer en ti y aceptar un reto de altos vuelos. Muchos desconfiaron de tu fichaje, pero tú te empeñaste en hacer que cambiasen de opinión, a base de trabajo y compromiso, y de defender duro y de luchar, y de saber que la entrega mueve montañas. Y, como buen argentino, por no arrugarte jamás, ante nada ni ante nadie. Gracias por asumir tan profesionalmente el difícil puesto de tercer base.
A Luka Doncic, Santiago Yusta y Jonathan Barreiro. Este año han sido los elegidos para representar a la cantera en el primer equipo. El trio ha despuntado en su categoría y Laso les ha premiado. Calidad tienen de sobra, ahora hay que darles la oportunidad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

OPINIÓN

SUSANA ROJAS


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.