¡¡¡A LA FINAL!!! VALENCIA BASKET 84 – 90 REAL MADRID (3-1)

REAL MADRID BALONCESTOCuarto y definitivo partido de semifinales entre el Real Madrid y el Valencia Basket. Los madridistas sellaron una merecida victoria gracias a una magnífica actuación coral que anuló el buen hacer de los taronjas. Nos vemos en la cuarta final consecutiva de la ACB, récord histórico del Club.

PRIMER CUARTO: 22-24

Un Valencia Basket que saltó durísimo a la cancha y encomendado a los triples. Lishchuk cometió su segunda falta en el minuto 6. El Real Madrid jugaba al poste bajo y con gran circulación de balón que iba con fluidez de dentro afuera. Al final del cuarto, 22-24.

SEGUNDO CUARTO: 49-47

El Valencia Basket probó la zona, pero el Chacho marcó el ritmo de partido que más beneficiaba a su equipo. Equilibrio fuera-dentro con el tinerfeño asistiendo a diestro y siniestro. Mejri bajo aro, Nocioni de 3, penetraciones de Carroll… Sin embargo, la ventaja seguía sin decantarse por ningún equipo. Con la entrada de Llull, la claridad ofensiva empeoró un poco, pero volvió a aparecer el Capitán (5 faltas recibidas en 20 mins). Y el Real Madrid seguía moviendo a la defensa taronja buscando el extra-pass (47-47, min 19:30). Todo abierto de cara a la segunda parte.

TERCER CUARTO: 66-72

En los primeros instantes, el Real Madrid firmó jugadas de gran calidad ofensiva pero que no se traducían en canastas. El joven Guillem Vives se gustaba y puso el +6 para los suyos (55-49, min. 22). Y entonces comenzó el festival de faltas valencianistas. Momento de inflexión: jugada de 7 puntos gracias a la falta y técnica de Rafa Martínez sobre Rudy; 4 tiros libres consecutivos de éste empataron el encuentro, y tras el saque pertinente, Llull anota un triple estratosférico (min. 24). Tiempo muerto y ambos equipos en zona. Muchos triples en ambos lados (63-68, min. 27). Después, una reacción incomprensible de Lucic le cuesta otra técnica (64-70, min. 29). La nota negativa: el susto de la rodilla de Rudy.

CUARTO CUARTO:

Abrimos el último cuarto desde la línea de 6,75 metros. Y Sato también. Intercambios en el marcador, con ligera ventaja para el Real Madrid que rondó la máxima en el 34 (75--84). La veteranía y lucha sin fin de Nocioni y Ayón resultó fundamental. El Valencia Basket no tiraba la toalla. Y ahí, la defensa blanca subió un plus y provocó dos pérdidas consecutivas a los de Duran cuando restaban apenas 3 minutos. Teníamos el partido controlado, y con los dos Sergios al mando de las operaciones podíamos estar tranquilos.

DESTACADOS. La mayor profundidad del banquillo merengue fue clave desde el pitido inicial: los puntos se repartían entre todos los jugadores blancos, mientras que en el lado contrario, cuatro jugadores copaban los números locales.

Un 16/17 en TL, 34 rebotes blancos por 26 naranjas, 20 asistencias frente a 14 del Valencia, y todo ello para una valoración final de 95 vs 88 demuestran que hoy el Real Madrid ha sido mejor equipo que el Valencia Basket.

CONCLUSIÓN. El control del rebote (hasta 4 consecutivos en una misma jugada), el altísimo acierto de tiro libre y la paciencia suficiente para encontrar la mejor posición decantaron la victoria del lado madridista. Pero sobre todo, el equilibrio interior-exterior funcionó como nunca. Enfrente, un Valencia Basket forzando las situaciones y cargándose de faltas demasiado pronto. Los de Laso vinieron mentalmente preparados a La Fonteta. Victoria y rumbo a la final.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

OPINIÓN

SUSANA ROJAS


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.