CASILLAS, DE LA PEOR MANERA POSIBLE

Los últimos años de Casillas en el Real Madrid han sido para olvidar, aliado con la prensa, mal capitán, mal compañero, y ahora lo último, un pesetero que ha intentado rascar hasta el último céntimo al Club que le ha dado todo.

Ayer parecía que todo iba viento en popa para que se firmase el acuerdo con Real Madrid y Oporto en el cual Iker iba a recibir de los 13 millones de euros netos que le restaban del contrato de dos años, 8 por parte del Real Madrid y 5 por parte del Oporto. Había costado sudor y lágrimas llegar a dicho acuerdo, ya que Iker ha exigido desde el primer momento cobrar exactamente lo mismo que iba a cobrar en el Real Madrid para irse.

El rendimiento actual de Casillas se ha visto reflejado en la falta de ofertas que se ha encontrado la directiva, no han recibido ninguna oferta en la que el Club fuera a recibir dinero por el portero, y peor aún, ni yéndose gratis, había ningún club dispuesto a pagar la totalidad del salario que tiene Iker, por lo que el Real Madrid ha tenido que compensar la ficha.

Ayer por la noche, cuando sólo faltaba firmar el acuerdo expuesto anteriormente, Casillas hizo un intento de volver a sacar más dinero al Club, un acto que ha terminado con la paciencia de la directiva y que ha roto relaciones totalmente. Iker no quiso firmar y volvió a pedir más dinero, quería que el Real Madrid le pagara la totalidad del salario que le corresponde, es decir, 13 millones netos, y quería que el sueldo del Oporto de 5 millones fuese un plus a su salario. La respuesta de la directiva fue un rotundo no, y le amenazó con estar dos años sentado en la grada.

Esta mañana, al verse entre la espada y la pared, y ver que tiene al Club y gran parte de la afición en contra, ha reculado y ha aceptado de nuevo el primer acuerdo que tenía. Sin embargo su imagen ha quedado señalada hasta el último momento, ha querido ajustar cuentas con la directiva desafiando en todo momento.

Sabedor de sus errores y falta de madridismo, Casillas ha anulado el acuerdo con el Real Madrid de tener una despedida en el estadio Santiago Bernabéu, por miedo a que la despedida se vuelva en su contra y acabe siendo pitado de nuevo. Sabe que lo ha hecho mal, y prefiere esconderse, prefiere despedirse en una rueda de prensa en solitario, rodeado de sus únicos aliados y de sus palmeros, los periodistas, los únicos que le van a aplaudir.

Casillas lo ha hecho todo mal, peor imposible, ha ensuciado el sólo su imagen y ha conseguido unir a casi todo el madridismo en su contra. El Real Madrid sale reforzado con su marcha, fue el mejor del mundo en su buena época, y de los peores cuando estaba mal,  el brazalete de capitán le ha quedado enorme. ¡¡Hala Madrid!!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

OPINIÓN

JAVIER BERNAL


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.