una afición decepcionante

ESTADIO SANTIAGO BERNABUSinceramente, no me esperaba menos de los pirómanos habituales en el día de ayer. Todos en compacta procesión, tras el empate del Calderón, dispuestos a acuchillar al Real Madrid, a desprestigiar a todos y cada uno de sus integrantes: desde el Presidente al utillero, pasando por el entrenador, los futbolistas, los servicios médicos y cualquier otro que se ponga por delante. 

Lo que me ha decepcionado ¡y de qué manera!, ha sido la reacción de esa facción de personas que se denominan madridistas, y que se han subido al carro de hurgar en la herida, de agitar con profusión toda la porquería que otros sirven en bandeja, para deleite de portadas e intereses ajenos al Real Madrid. Porque me da la impresión de que para muchos, el Real Madrid es lo que menos importa: aquí lo que prima es ser de Mourinho o contra Mourinho, de Casillas o contra Casillas, de Ramos o contra Ramos, de Cristiano o contra Cristiano, de Bale o contra Bale, de Benítez o contra Benítez...y así sucesivamente, todos contra todos, cada uno defendiendo al suyo y atacando al resto. Yo quiero hacer una pregunta: ¿Queda alguien que se proclame del Real Madrid a secas? ¿queda alguien que esté dispuesto a acudir al Santiago Bernabéu a animar y a aplaudir a los jugadores del Real Madrid, estén mejor o peor, hagan buen o mal partido, acierten o se equivoquen? 

Nos cuentan algunos historias míticas, de tiempos pasados, en los que parece ser que se ganaban todos los partidos por excelsas goleadas (de hecho los treinta y dos años transcurridos entre la sexta Copa de Europa y la séptima no han existido, son una falacia), y los futbolistas no tenían como principal virtud su calidad técnica. Seguro que fueron esas otras cualidades las que llevaron a don Santiago Bernabéu (al que yo sí conocí en el ejercicio de sus funciones presidenciales), a fichar a don Alfredo Di Stefano, y a Puskas, y a Rial, y a Santamaria, y a Gento, y a Amancio, y a Netzer, y a Velàzquez...y a tantos otros. Y seguro que la Quinta del Buitre, acompañada de la Quinta del Macho, no han pasado a la historia del Madrid por su maravilloso fútbol, sino por esas otras cualidades que eran el sello distintivo de Butragueño, Michel, Martín Vázquez, Pardeza y Sanchis. 

cierto es que en ocasiones echo de menos esos arranques de carácter de gente como Hierro, o Camacho, o Juanito, o Hugo Sánchez...pero lo que los llevó al Madrid a todos ellos fueron sus colosales dotes futbolísticas, ninguna otra, no lo olvidemos jamás. 

quiero decir algo al respecto de Forbes. Que yo sepa, don Santiago Bernabéu, levantó el estadio más grande del mundo en su momento para aumentar los ingresos y poder fichar a los mejores, que lógicamente eran los que más cobraban. Y con el actual Chamartín por bandera, logramos situarnos en lo más alto del podio mundial del fútbol, hasta ser el mejor Club del siglo XX. En el siglo XXI, que recuerdo a algunos que es en el que estamos, los ingresos vienen por los derechos de televisión, y por los de imagen, y por la apertura de nuevos mercados (como el asiático o el de Estados Unidos), y por la venta de camisetas y las giras mundiales. Y todo eso lo valoran empresas como Forbes, nos guste o no. Y cuanto más nos valore Forbes, más lejos estarán del Madrid los fondos buitre, los tiburones financieros, los especuladores y los que quieren ser los amos (que no los presidentes) del Real Madrid. En las manos de los socios queda. 

El que no lo quiera entender, y siga a cuestas con la radio de galena en la que su abuelo escuchaba los partidos, habrá perdido el tren del futuro.  

Buenos días a todos. HALA MADRID. 



Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

OPINIÓN

CARLOS ROJAS


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.