la crónica. sd leioa 1-1 rm castilla. empate jugando a nada

REAL MADRID CASTILLAEmpató el RM Castilla en su visita a Leioa, dejando pasar una oportunidad inmejorable de recortar distancias con el líder Baracaldo, que tampoco pasó de la igualada en su enfrentamiento con el Amorebieta, tercer clasificado.

Con todo, lo más preocupante son los síntomas: ya dijimos la semana pasada que no habíamos practicado buen fútbol frente al Portugalete, y hoy tampoco lo hicimos ante el Leioa, que incluso, pudo darnos un disgusto mayor en las postrimerías del partido. No podemos obviar que el gol de Mayoral fue un regalo del meta visitante, que se resbaló en el momento de pegar a la pelota. El balón fue a los pies de Mayoral, que supo conducirlo hasta el borde del área, y desde allí soltar un zurdazo a media altura que se coló como una exhalación en la meta de Angel. Era el minuto 5. Todo se ponía de cara. Parecido a la semana pasada. Y como ocurrió entonces, no supieron los nuestros leer el partido. Un día más, se empeñaron en conducir la pelota, en no dar pases a los huecos, a pesar de que el campo estaba rapidísimo, en no aprovechar la profundidad de los laterales, y en elaborar en exceso las jugadas. Los cambios de juego, lentos e imprecisos, facilitaban la labor defensiva de los vizcaínos.

Fue un partido de toma y daca constante, donde los jugadores de Zidane no dejaron ver su mayor calidad en ningún momento. Atrás, la pareja Héctor-León no ofrece la debida contundencia. En el medio, el trío formado por Llorente, Febas y Javi Muñoz no es capaz de imponer el ritmo del partido. Álvaro Jiménez sigue empeñado en conducir el balón. Garci, hoy irrelevante. Únicamente los laterales, Dani y Tejero, más Mayoral en la punta, no son suficientes. En una acción aislada, en el centro del área, en la que ninguno de nuestros centrales acertó a despejar, Sota se revolvió y soltó un derechazo seco, que se marchó pegado al poste izquierdo de Carlos Abad. No pudo reaccionar nuestro portero, pues el disparo le cogió a contrapié. A partir de ahí, nada de fútbol. Pelea cuerpo a cuerpo por todo el campo. Esta vez los cambios, quizás haya que salvar a Odegaard, nada solucionaron. El RM Castilla cada vez se metía más atrás. La SD Leioa empujaba, y tuvo su oportunidad a tres minutos del final. Afortunadamente, el cabezazo del delantero vasco salió alto.

Terminó el partido en el 48. Falta lateral. Era nuestra última oportunidad. No fuimos capaces de poner el balón en la olla, como antes no supimos crear peligro en ningún otro balón parado. Decepcionante el juego del RM Castilla, que al menos sacó un empate. No ha repetido alineación Zidane desde que comenzara la liga. ¿Será ese el motivo de que el equipo no se asiente, y combine partidos de gran juego con otros en los que nada sale bien? Como consuelo, siempre nos quedará el resultado.

Buenas noches a todos. HALA MADRID. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.