EUROLIGA BALONCESTO

Crónica Darussafaka Dogus Istanbul 78 – Real Madrid C.F. 89 (4º partido Play off)

Randolph DarussafakaUna vez recuperada la ventaja de campo el martes pasado en un completo partido, los blancos querían cerrar la serie para regresar a Madrid con los deberes hechos y la satisfacción de haber llegado donde todos les vemos desde hace tiempo: entre los cuatro mejores de Europa. Y más aún, disputando el trono continental con CSKA, si bien en el final de la temporada regular ya quedó claro que Laso y su tropa están un peldaño por encima del resto, solo tosidos por los moscovitas. Los de Blatt nunca se dan por vencidos. Que se lo digan a Ayón, Carroll y Doncic, que después de exhibirse ante el público local, vieron cómo la ventaja que rozaba la veintena se quedaba en un pellizco a falta de pocos minutos. Finalmente se pudo cerrar la victoria, pero es que Darussafaka es así, y bien podría servir ese arreón postrero de hace cuarenta y ocho horas para recordarles a los de blanco cómo se las gasta ese equipo. Controlar a Wanamaker como se hizo el otro día, el espíritu coral en ese aspecto, y cerrar el rebote, además de mantener el acierto ofensivo, se antojaban como algunas de las claves para traerse otra victoria. Y continuar con un dato tan espectacular como las ocho pérdidas por partido, nada más. Ocasión, en fin, de meterse por quinta vez (tres de ellas con Don Pablo Laso Biurrún a los mandos de la nave) en los últimos 7 años para la FF.

Maciulis ni se vestía. Doncic, Llull, Taylor, Randolph y Ayón eran los integrantes del quinteto inicial propuesto por Laso, el mismo que tan buen resultado le dio el pasado martes. Y lo que funciona…

Primera posesión para el Madrid tras ganar Tony el salto inicial, finalizado con triple errado por Doncic. Mal presagio el triple anotado por Wanamaker, pero Randolph abría el marcador blanco en semigancho a la media vuelta, 5 - 2. Luka enviaba el balón a Llull que lanzaba desde más allá de la línea de triples recibiendo falta. Tres tiros libres. Dentro los tres. 5 – 5. Llull para Ayón que penetraba y anotaba por elevación, 5 - 7. Alley hoop en contraataque de Ayón para Randolph, 5 - 9, 0 – 9 de parcial y el despertar de la bestia, que acababa de llegar al partido. Dos pívots en un contraataque del Madrid, las torres de Laso… y canastón de Llull, 5 – 11. Blatt parando el partido. Muy centrados los de nuestra capital, con una idea entre ceja y ceja: conseguir lo que hasta el momento sólo dos equipos habían podido hacer, ganar los dos partidos en territorio rival. Si continuaban así, el Madrid sería el tercero.

Parcial de 7 – 0 en unos segundos y los visitantes de nuevo a remolque, si bien la rebelión era abortada con un triple de Randolph, con siete puntos ya. 12 - 14. Personal sobre Luka, que anotaba el segundo tiro libre. 12 - 15. Randolph dejaba para Llull, triple. 12 - 18. A continuación, Llull desde la línea de tiros libres, step back y canasta. 12 – 20, 10 puntos para él ya. Draper y Carroll entraban por Taylor y Luka. Doble tapón, primero de Draper y luego de Randolph aunque sin poder evitar la canasta de los de verde, pero quedaba patente la mentalidad defensiva de los madridistas.

Carroll fintaba, penetraba y por elevación, dentro. 17 - 22. Rudy, en una jugada que se había embarullado y a falta de dos segundos para el final de la posesión, sacaba de fondo para Ayón, que sin caer anotaba una canasta contra tabla. 21 - 24. Así terminaba el primer cuarto, con tres pérdidas del Madrid y sólo cuatro rebotes, todos defensivos. Pero aunque estaba por delante en el marcador, el Madrid podía hacerlo mucho mejor.

Rudy se quedaba colgado del gancho y anotaba un canastón, 23 - 26. El Madrid se atascaba en ataque, dos puntos en tres minutos, pero Dassa perdía ya su séptimo balón. Trey se revolvía y anotaba a tabla. 28 - 28. También Trey anotaba a la media vuelta desde la esquina, 28 - 30. A cinco minutos del descanso, tiempo muerto con 28 – 30 en un periodo muy trabado por ambos bandos. Las dos escuadras priorizando sus esfuerzos en defensa.

Contraataque de Luka para Trey que abusaba del aro, seis puntos consecutivos de TT, 28 - 32. Falta sobre Luka, dentro ambos. 28 - 34. de nuevo gran defensa y de nuevo Trey anotando, 0 – 10, 8 de ellos de Thompkins. 28 – 36. con 7 – 12 en el cuarto. Luka anotaba desde debajo de canasta después de marear su defensor y exhibir fundamentos, desparpajo, descaro y físico. 32 - 38. Robo y personal sobre Othello. Dentro el primer tire libre a que tenía derecho y falta sobre Luka en la lucha por el rebote. Dentro el primero. 32 - 40.

Personal sobre Trey. Dentro el segundo, 34 - 41. Rudy para Randolph, canasta a la media vuelta. 34 - 43, y máxima diferencia a favor. 9 puntos sin fallo de Tony. Trey asistía a Randolph, matazo. 36 - 45. Así terminaba la primera parte. 38 - 45.

Hasta el momento, muy buenas sensaciones, pese a tener cerca de los turcos, buena defensa y buen movimiento en ataque del balón. No había que dormirse, todos sabíamos que los de Blatt tienen por costumbre lanzarse contra el rival una y otra vez hasta conseguir derribarle.

Se iniciaba el tercer cuarto con canasta de Ayón, 38 - 47. Llull mareaba a su defensor y obtenía un canastón, 38 - 49. Randolph sacaba para Luka, que clavaba un triple. 41 - 52. Muy buenas defensas del Madrid, pero estaba nublado en ataque. Tiempo muerto de D. Pablo. Quería sofocar el 8 – 0 de parcial. Ayón para Taylor, que cuando más calentaba el sol, anotaba un triple lateral. 49 - 55. Personal y ambos libres dentro de Randoph. 52 - 57. Trey anotaba a la media vuelta en suspensión descomunal, 5 de 5 para él y 52 - 59. Una clase descomunal la de este chico.

Trey para Jaycee, por elevación, dentro. 54 – 61. Llull para Taylor, canasta bajo aro. 54 - 63. Personal sobre Trey, dentro ambos, 56 - 65. Personal sobre Jaycee cuando lanzaba de tres. Dentro el primero, técnica a Blatt y después a Harangody. Dentro los otros cuatro y posesión. Vaya sangre fría, vaya muñeca, vaya capacidad de concentración de Jaycee. 58 – 70, lo que suponía la máxima diferencia.

Falta sobre Luka a dos segundos del final del cuarto. Dentro ambos. 58 - 72, de nuevo máxima diferencia, más 14.

Talento, inteligencia, mejor físico, profundidad de banquillo… el Madrid mostraba su superioridad y estaba mandando. 20 de 29 en tiros de dos, pero ni un rebote en ataque aún. Suficiente, de cualquier manera para ir destacados en el marcador.

Tremendo balón de Luka para un genial Trey. 58 - 74. Rudy pasaba a Ayón, que se lo devolvía y triple de Mr. Fernández. 60 – 77. Tiempo muerto de Blatt sin saber cómo hincar el diente a este equipazo. Los tres cuartos habían sido ganados por el Madrid y en todos ellos habían anotado 21 o más puntos.

Tremendo pase de Luka, canasta de Ayón. 62 - 79. Robo de Rudy, ataque extra errado. Rudy para Jaycee, triple lateral, 65 - 82. A cuatro minutos del final, Darussafaka se colocaba a diez y el Madrid tenía que volver del avión que les devolvía a casa, aún no estaba cerrado el partido. Taponazo de Trey, su segundo, pero Laso paraba el partido después de un 9 – 0 y tres minutos sin anotar su equipo, atropellado por la locura local por remontar. El parcial crecía a 11 y los de verde anotaban. A seis y menos de dos minutos para capitular o vencer.

Llull ponía en marcha sus superpoderes, fintas, cambios de ritmo, cuerpo contra el defensor y bandeja, canasta y personal. Dentro el adicional, 15 puntos. 76 – 85 y partido finiquitado. Personal sobre Gus, tiros libres, fallados ambos pero rebote ofensivo para él, personal sobre Llull. Dentro ambos. 76 - 87.

Personal sobre Randolph, dentro ambos. 78 – 89. Así, entre aplausos del público turco, y a falta de medio minuto, se cerraba el pase del Real Madrid C.F. a la Final Four ante Fenerbahce. También era un adiós a Darussafaka, que no estaré la próxima temporada en Euroliga.

Luka decía que no habían hecho todavía nada, que tenían en mente desde inicio de temporada llegar hasta aquí pero había mucho que hacer aún.

Laso comentaba que habían controlado casi cualquier situación del partido, que habían estado sólidos, jugando dentro o afuera, moviendo bien el balón, aunque el quinteto de pequeños rival les había hecho daño en el tramo final. Los tiros fáciles fallados también les habían hecho pasarlo mal. Confesaba estar muy contento por las dos victorias en Turquía.

Ha dejado de ser noticia, pero que Luka Doncic Poterbin sea por segunda vez en esta serie el MVP, es de valorar. Que tiene 18 años, demonios… 11 puntos, 5 rebotes, 7 asistencias y 1 robo, nada más y nada menos cosechó el artista. El siempre fundamental Llull, sumó 17 puntos, 1 rebote, 5 asistencias y 1 robo. Un fantástico Trey Thompkins, que hace nada estaba de baja por problemas de espalda, exhibió su muñeca de seda para anotar 15 puntos, cazar 3 rebotes, repartir 1 asistencia, robar 1 balón y colocar 2 tapones. Randolph, anotó 15 puntos, capturó 2 rebotes, dio 2 asistencias y robó 1 balón. Gustavo Ayón fue más importante de lo que parece, dando empaque al grupo y participando con su intensidad habitual. Para él, 8 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias. Rudy volvió a ofrecer su labor sorda pero eficaz, con 5 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias y 1 robo. Jaycee, menos acertado que dos días atrás, sumó 12 puntos, pero fundamentales sus cinco tiros libres consecutivos anotados en el tramo decisivo del choque. Taylor no estuvo tan acertado como en otras noches en su defensa al máximo enemigo rival, pero se desfondó igualmente, sumando además 5 puntos y capturando 2 rebotes. Hunter y Draper realizaron una eficaz labor de destrucción, fundamental para el desarrollo exitoso del choque.

Ahora toca volar de regreso a Madrid. En menos de cuarenta y ocho horas espera Estudiantes en el derbi de la capital, y después, el próximo jueves, disputar el partido aplazado en Manresa. En estos dos partidos hemos visto a un Madrid que recupera sensaciones, jugadores que se complementan, se entienden, están a un nivel cerca de la excelencia y ofreciendo la sensación de que pueden asestar el golpe definitivo al contrario casi cuando lo necesiten. Manejan los partidos con poderío y calidad. Esperemos que mantengan este nivel, porque el tramo final de fase regular de Liga Endesa se acerca, y Fenerbahce ya afila las espadas para recibirnos en su feudo en la semifinal de la Final Four. Se avecinan emociones fuertes. Eso es lo que queríamos, ¿no?

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.