EUROLIGA BALONCESTO

Crónica Unics Kazan 77 – Real Madrid C.F. 81.

Felipe KazanEl Real Madrid sección de baloncesto, buscaba hoy su undécima victoria consecutiva, la decimoséptima en Euroliga, y permanecer sin conocer la derrota en la segunda vuelta. Ganar le daría muchas opciones de pasar a la siguiente fase, cuartos de final, y además era interesante conservar la primera posición ante un rival teóricamente de menor entidad.

El Madrid era claro favorito antes del choque. Pablo Laso y los suyos presentan esta temporada unos datos similares a los de la temporada que ganaron la Euroliga, hace dos, no tanto, si bien las posesiones ahora son más largas.

Ayón puso las dos primeras canastas blancas en el helado marcador soviético por ninguna de los locales con asistencia de Maciulis y Llull, pero un parcial de 12 - 0 flageló a los de Laso, que paró el alud con un tiempo muerto. Ayón retomó la letabilidad de su brazo y sembraba el pánico en ambas canastas, reboteando y anotando, convirtiendo diez de los doce primeros puntos del Madrid (los otros dos vinieron por un mate de Taylor, 12 – 6, que también anotaría para poner el 14 – 14), y terminó el primer cuarto casi igualando el marcador tras un parcial de 0 – 8, 17 - 18. Reyes había servido un par de asistencias a Gus y el mexicano para que Maciulis anotara un triple que adelantaba al Madrid de nuevo, 16 – 17. Llull ya había cometido su segunda falta, lo que le convertía en serio aspirante a ser eliminado en breve si continuaba con esa progresión. Coach Laso puso a jugar a uno de los reservas más lujosos de que dispone, Luka Doncic, que sería determinante una vez más.

El segundo cuarto también fue sumamente igualado, casi siempre con los de verde por delante en el marcador pero con rentas escasas. Ayón abrió también este parcial con una canasta, 20 – 19. Randolph anotaba el 23 – 21 y Othello la canasta del 25 - 23. Randolph anotaba un tiro libre de los dos que que dispuso y Doncic sumó su primera canasta, asistiendo para el mate de Randolph en la siguiente acción, 29 - 28. Unics frenó su anotación y los blancos se adelantaron en el marcador gracias, sobre todo a las asistencias repartidas por LD y la anotación de Othello Hunter y Anthony Randolph. Del 29 – 26 se pasó al 31 - 36 a algo menos de dos minutos del descanso. Para redondear la fiesta penetraba Doncic, pero abría el juego para Chapu, que anotaba desde más allá de la línea de triples. 31 - 39.

De nada sirve un ataque demoledor sin una defensa efectiva, y Taylor sobre Langford y Ranwolf, con algún chapazo y sembrando el pánico con sus kilométricos brazos completaban el lote. Y cuando se defiende se puede correr, lo que más le gusta al Madrid. Contraatacaba Luka, asistía y mate de Taylor. Vitales las entradas de Randolph y Luka en el partido. 31 - 41. A base de defensa estaba rompiendo el partido corriendo el Madrid. 0 – 11 de parcial con Luka dirigiendo con maestría al Madrid ante un Kazan que sólo había cometido 8 faltas en todo el primer tiempo.

Terminaba la primera parte con dos tiros libres anotados por Randolph, que llevaba ya nada menos que 11 puntos. 36 – 43 marcaba el luminoso al medio partido. El parcial era ganado por el Madrid, 18 - 26.

Un Madrid sin exigirse demasiado había tomado la delantera y disfrutaba de una renta aceptable. Buena defensa de Taylor sobre Langford, buenos minutos de Ayón, Randolph, Othello... el juego interior en general.

Tras un comienzo de cuarto positivo de los locales, se desconectaron sobre todo en los últimos 3 minutos del mismo. El Madrid tampoco estaba en exceso sólido ni compacto, iba a tirones, pero con ello tenía suficiente como para dominar. De 4 tiros libres había dispuesto el Madrid nada más en 20 minutos.

Laso decía que el equipo había ido de menos a más, si bien ese “más” no era un nivel óptimo. El de Vitoria siempre quiere mejorar, y eso es bueno para el equipo.

Randolph con 11 puntos había tomado el guante de Ayón, con 12 de los primeros 19 puntos del Madrid. 2 de 8 en triples llevaba el Real, muy poco para lo que suelen lanzar y anotar, pero el juego se movió más por el interior de la zona. Llull con dos faltas enseguida, por lo que pudo ayudar muy poco en la primera parte, una de las razones del desequilibrio juego interior - exterior.

Precisamente Sergio servía para Maciulis, que desde la esquina catapultaba un triple. 40 – 46, y los dos mismos protagonistas culminaban la siguiente acción, gancho y dentro. 42 - 48. Taylor asistía para Reyes, que anotaba un triple. Magnífico el movimiento de balón del Madrid. 44 - 51.

Llull andaba desacertado en ataque, pero sumaba con sus asistencias, aunque se palpaba que estaba reservandose en defensa para no cometer la tercera falta.

No había faltas para detener contraataques, no había defensas duras por parte de nadie. Llull anotaba sus dos primeros puntos del partido precisamente tras recibir personal. 48 - 53 a 5 minutos del fin del tercer cuarto, aunque Unics empataba a 53 dos minutos después y posteriormente adelantaría al Madrid tras un parcial de 9 – 0, roto por una asistencia de Llull para Randolph, que anotaba un triple. 57 – 56 y la igualdad por un tiro libre de Luka.

Las grandes defensas de Taylor y Hunter eran capitales para que el Madrid hubiera retomado el pulso al partido, en el que el equipo llevaba 5 de 17 en triples.

Con 59 - 57 terminaba el tercer cuarto y nos disponíamos a disfrutar del desenlace. Hunter asistía para Jaycee que anotaba mediante una bandeja, y también anotaría a pase de Doncic por elevación. 59 – 61.

Tercera asistencia consecutiva del esloveno, o mejor dicho, pedazo de asistencia para Hunter 59 - 63, 0 - 6 en este cuarto en dos minutos. El Madrid había cerrado su aro y LD veía clarinetes a sus compañeros. Con un dato tan demoledor como 18 - 27 en rebotes, el partido pintaba blanco.

El infalible Jaycee anotaba con un tiro desde cuatro metros. 64 - 65. Los 6 del equipo eran de Carroll en este cuarto. Se rompería el monopolio del de Wyoming con un gran pase de nuevo de Luka y mate de Hunter. 66 – 67, pero otro monopolio, el de los pases de canasta, continuaba por parte de Luka. Otra para Draper, que desde la esquina anotaba un triple. 66 – 70. Novena asistencia para él.

Carroll asistía a continuación para Hunter que reventaba el aro. 68 – 72, y de nuevo El cazador machacaba con otra asistencia de… ese mismo. 70 - 74.

Hunter, con una racha inmaculada de 7 de 7 y 14 puntos se iba al banquillo, entraba Ayón que había descansado porque no necesitaba quemar sus reservas.

Luka se metía en la pintura, doblaba muy inteligentemente a un desmarcado Randolph, que lanzaba y anotaba un triple desde la esquina. 70 - 77.

También Randolph era protagonista en la siguiente acción. Reboteaba en ataque después de dos fallos y machacaba la canasta y casi el partido, a menos de dos minutos para el final. 70 - 79.

Todos los buenos parciales del Madrid se habían producido con Randolph y sobre todo Doncic en pista. Muy lúcidos los dos en las dos zonas.

Precisamente el joven talento maduraba a su defensa, penetraba y dejaba una canasta de lujo en una acción propia de alguien con diez años más. 74 - 81.

Con 77 - 81 terminaba el partido. El Madrid no se había desgastado mucho, Llull apenas jugó 15 minutos por sus prematuras faltas y porque no fue necesario, Randolph fue una de las notas positivas al verle recuperando sensaciones y Unics, que al final no apretó, no hizo sufrir en exceso al Madrid. Un Madrid que parecía imponer la ley del mínimo esfuerzo para llevarse la victoria.

Randolph comentaba al final del choque que daba todo el mérito a Laso por tener a todos enchufados y contar con cada jugador, y haciendoles sentir importantes.

Laso decía instantes después que ambas partes se habían desarrollado de forma similar, mejorando los segundos parciales de ambas mitades, que todos sumaban, que todos eran importantes. Presumía de banquillo, del que se siente orgulloso. Como para no estarlo, ¿verdad? Y del equipo al completo.

Importantísimo cada instante de Randolph en cancha, más concentrado que nunca y el más destacado del Madrid con 25 de valoración. 19 puntos, 4 rebotes, 1 enorme tapón y 4 faltas recibidas adornaron su tarjeta. Luka, un asiduo en el pódium, sumó 5 puntos, 7 rebotes y 11 asistencias para valorar 18. Con 17 terminó otro habitual de los destacados. Gustavo Alfonso Ayón Aguirre, el pívot made in Laso, sumó 12 puntos (casi todos al inicio, cuando los demás no veían aro), 5 rebotes, 2 robos y 1 asistencia. También 17 en la valoración de un Hunter cada vez más importante, que aportó 14 puntos, 3 rebotes y 1 asistencia. Un gran aliado para conseguir la victoria fue Jeffery Taylor, secando a Langford. Sumó 6 puntos, 3 rebotes y 1 asistencia. Maciulis sumó 8 puntos, Carrol 6, y 3 Draper, Nocioni y Felipe, con 5 rebotes además.

No hay tiempo nada más que para viajar, pero no destino Madrid, sino Málaga, donde los expedicionarios de Don Pablo tendrán posiblemente un enemigo más de cuidado que los rusos. Posiblemente para entonces ya se pueda contar con Thompkins y Rudy, pero Laso no es amigo de arriesgar y menos con lo que se nos viene encima. Nos vamos a divertir. Más aún. Esta nave vuela, navega y rueda viento en popa.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.