EUROLIGA BALONCESTO

Crónica Baskonia Vitoria Gasteiz 71 – Real Madrid C.F. 79.

Luka BaskoniaDespués de toda una semana de descanso, entrenamientos y recuperación, el Madrid se presentaba en el Fernando Buesa Arena, una de las canchas más complicadas de Europa, en la que nunca había ganado en Euroliga, y ante uno de los equipos más potentes hasta hace unas jornadas. Las bajas por lesión de Rudy y Felipe no eran ni mucho menos una buena noticia, pues si en un partido hacían falta gladiadores de su estirpe, era en este. El resto de la plantilla tendría que dar un paso al frente para que tan sensibles bajas no se convirtieran en un problema.

Llull, Taylor, Maciulis, Randolph y Ayón formaban el quinteto titular de Laso para tratar de asaltar un feudo maldito.

Randolph abría el marcador con un gancho. Tras igualarlo los locales, anotaba Ayón y recibía falta, pero erraba el adicional, 2 - 4. No así la jugada posterior, en la que Gus cortaba por la zona, recibía el balón de manos de Llull y lo hundía a dos manos en el aro verde. Ese lanzamiento ya no se salía. 4 – 6. El séptimo punto sería también del mexicano, que anotaría uno de los dos tiros libres de que dispuso tras recibir una falta.

También Randolph recibiría personal y lanzaba dos tiros libres, fallando uno. 4 - 8. El 4 – 10 lo anotaba Taylor tras fallar un triple y tener una segunda oportunidad de sumar por capturar el rebote ofensivo Anthony Randolph. También Anthony serviría, esta vez para Ayón y en contraataque, el balón que terminaría en bandeja del de Nayarit. 4 - 12.

Después de un tiempo muerto, el Madrid perdería chispa, y sólo Ranwolf con un sobreaño gorrazo aportaría algo llamativo. Jaycee anotaba por fin, aunque fuera en forma de tiros libres, infalible as usual. 10 – 14. Baskonia tomaría la delantera en el marcador por un punto y por primera vez en el encuentro, pero Luka llegaba para anotar sus primeros dos puntos. 15 – 16. Así se llegaba al final del primer cuarto. El Madrid había arrancado ligeramente mejor pero los locales se habían recuperado antes de que la bestia pusiera tierra de por medio.

Al minuto jugado del segundo cuarto, Treimkins devolvía la delantera al Madrid con asistencia de Luka. 18 - 19. A continuación, Dontaye Draper anotaba dos más para aumentar a tres a diferencia. También sería el Madrid quien anotara, en este caso Hunter, después de cazar un rebote de ataque, anotar y sufrir personal y disponer de tiro libre adicional, encestado. 18 – 24.

Luka asistiría de nuevo para la muñeca de ébano más mortífera. Treimkins colocaba el 20 – 27 en lo más alto del Buesa. La diferencia subiría a 8 puntos tras el tiro libre anotado por Taylor. A mitad del cuarto, Hunter cometería su tercera personal y técnica que suponía la cuarta, lo que podría suponer un problema por la baja de Felipe. La segunda la había cometido segundos antes, en ataque. Doncic clavaba un triple fundamental, ya que los de Sito Alonso se habían colocado a un punto. Llull asistía para su discípulo. 27 – 31.

También Llull serviría por partida doble para Randolph, primero en un alley hoop y luego para un mate. De nuevo Randolph y de nuevo matando, anotaría, 32 – 37. De nuevo Llull y otra vez machacando el aro, Taylor anotaba. 32 – 39.

Se cargaba más aún el juego interior blanco con la tercer personal de Thomkins rozando el descanso, al que se llegaba con 36 – 39 y 21 – 23 en este parcial.

La jugada le había salido redonda a Laso colocando a un acertado Taylor sobre Larkin. El sueco además había ayudado en rebote y anotación. El Madrid arrancó mejor, pero la diferencia se había casi enjugado al ecuador del partido.

Asistíamos a una canasta de Ayón para abrir la segunda parte, no jugó nada el segundo cuarto. 36 – 41. A continuación, canasta de Taylor al revolverse, 0 - 4 de salida. 36 – 43 y parecía que al Madrid le había sentado mejor que los baskonistas el paso por vestuarios. Lo evidenciaba el hecho de que disfrutáramos de muy buenos ataques de los de Laso. Triple de Maciulis a continuación, en la que sería su única canasta. 36 - 46. En más de dos minutos, Baskonia había sido anulado, laminado en ataque. 0 - 7. Pese a que Baskonia despertaba, un nuevo corte de Taylor, premiado con una pedazo de asistencia de Ayón, era culminado con un mate del sueco. 38 - 48. Una canasta en juego en más de tres minutos de Baskonia.

Antes de que se les ocurriera regresar a partido, un nuevo gorrazo de Ranwolf advertía de que no sería sencillo. Y Jeff Taylor permanecía muy activo, creando problemas en ataque también, le hacían personal, tenía derecho a lanzar dos tiros libres, anotados. 40 - 50. 6 puntos de Jeff ya en lo que iba de tercer cuarto.

Un Ayón aparentemente entre algodones, era sustituido por Hunter, a pesar de que cargaba con 4 personales. Por si los vitorianos se acercaban, llegaba El increíble al rescate. Triple frontal, su primera canasta. 43 - 53. También serían suyos los dos siguientes puntos de tiro libre tras recibir personal cuando lanzaba. 45 – 55.

Estábamos viendo buenas defensas del Madrid que llevaban al rival a agotar las posesiones, pero Saski Baskonia tenía segundas opciones reboteando en ataque.

Llull servía para Hunter que anotaba contra tabla. 47 - 57. Habíamos visto anotar 5 puntos a Llull en este tercer cuarto, siendo sustituido por Doncic.

A partir de ahí, Saski Baskonia mejoraba en defensa y el Madrid se atascaba hasta llegarse a un marcador de 50 - 57.

En el tramo final de estos diez minutos, muy intensos en ataque los locales, con rebotes ofensivos por su parte, pero era más capital, o así se intuía una captura posiblemente importante al final del parcial de Doncic, sobre el que cae falta a dos segundos. Tiros libres: dentro. 52 - 59. Así terminaba el tercer cuarto, tenso, con buena salida del Madrid que le dio esta ventaja con ese 0 - 7 de parcial que llegaron a ser 10 de ventaja. Cuando Baskonia apretó en defensa, se acercó. Importante la presencia de Llull en este cuarto en anotación ante los más de trece mil espectadores en el Fernado Buesa Arena.

Muchísima calidad en cuanto a balones perdidos por ambos equipos. 8 balones había dejado escapar Baskonia, y 3 el Madrid, que estaba tirando muy bien de dos.

Arrancaba el tramo final con Doncic asistiendo en largo a Hunter, que anotaba en bandeja. 52 - 61. Los mismos protagonistas en la siguiente acción. Lanzamiento de Hunter que se salía y Doncic palmeaba. 55 - 63. El esloveno prodigio jugando en cuatro posiciones.

El mismo, Doncic, que descerrajaba un triple después de quitarse de encima al defensa. 57 - 66. 12 puntos ya para él. Y de nuevo canasta para un Luka en plena ebullición. Canastón brutal, genial, antológico de Doncic. Penetración con bote por entre las piernas y tiro por elevación contra tabla evitando rivales, una Chacho – Llullada, aplaudida hasta por el público local. 3 minutos del chaval para enmarcar. Rebote ofensivo, romper al defensa y meter triple, y bote entre las piernas para anotar. Tiempo de Sito Alonso para pararle o digerir lo que acababa de ver. Laso mientras, tutor y mentor, frenaba la euforia del chaval al llegar al banco.

14 puntos, 4 asistencias y 8 rebotes hasta el momento, para dejar el luminoso en 57 - 68.

Pero como siempre decimos, un equipo no lo compone uno solo, y Taylor, con 11 puntos muy valiosos, 4 rebotes y una gran defensa, recibía falta cuando iba hacia el aro. Ambos tiros libres iban dentro. 59 - 70.

De nuevo Doncic tomaba el mando de las operaciones y al poste iba sacando personales a cualquiera que le defendía, pura clase y demostración de picardía. Dos tiros libres dentro. 62 - 72. 5 minutos y medio para el fin y el partido medio encarrilado, aparentemente.

El Madrid sin prisa, estaba atacando con paciencia. Luka continuaba su recital repartiendo un pedazo de asistencia sobre Ayón. Doce arriba. 16 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias para 31 de valoración en ese momento. Los guarismos no cesaban de crecer.

El Madrid ganaba por 10 a 15 en el cuarto decisivo. Un Madrid que apretaba en defensa pero no cerraba el partido en ataque. Varias ofensivas por parte de los dos equipos se saldaban sin anotar. 64 - 74.

Cuando más calentaba el sol, dos tiros libres de Llull dentro. 66 - 76. Minuto y medio para el final. Un nuevo corte de Taylor era catado por Ayón que asistía y el sueco terminaba la acción con un mate a dos manos. 69 - 78. Sin duda, mucho Real Madrid en el segundo tiempo.

Con 69 - 78 y medio minuto, Ayón recibía una falta, disponía de tiros libres pero fallaba ambos. También erraría uno de los dos Taylor. 71 - 79.

Pero no había opciones para nada más. Una buena última defensa y así acababa el partido, con el basket average ganado para el Madrid y ese ya citado 71 - 79.

Cuatro derrotas consecutivas y cuatro años después, pedazo de victoria del Madrid sobre Baskonia Vitoria Gasteitz. Este Madrid en clara línea ascendente es ya líder en solitario a falta de 9 jornadas. Un Madrid en el que debemos destacar la sensación de dominio absoluto de Doncic sobre el juego en esos tres minutos mágicos.

LD decía al final que en la primera mitad habían estado flojos en defensa y que en el segundo lo habían mejorado y les había dado la victoria. La jugada del pase por entre las piernas decía que la aprendía de Llull. Tremendo, modesto y genial.

Imposible no poner en todo lo alto al talento esloveno. LD anotó 16 puntos, capturó 9 rebotes (3 en ataque), sirvió 6 asistencias para una valoración de 30, que no hacen honor a su capacidad de liderazgo en un momento clave del encuentro, su genialidad y su desparpajo. Enorme Jeffery Taylor en su defensa sobre Larkin pero también aportando en ataque. 16 puntos, 4 rebotes (2 en cada canasta), 1 asistencia y un enorme tapón para una valoración de 19. Un recuperado Anthony Randolph fue importante por su capacidad de intimidación sobre el rival, lo que hizo errar bastantes lanzamientos baskonistas. Sumó 9 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias, 1 robo y 3 tapones para valorar 16. Sergio Llull, discreto para lo que nos tiene acostumbrados, sumó 7 puntos (fundamental su aparición para el desenlace del partido), 4 rebotes, 8 asistencias y 1 robo para una valoración de 13. Ayón, en un papel más secundario que otras grandes noches, sumó 11 puntos, 2 rebotes, 4 asistencias y 1 robo. Maciulis ayudó con 3 puntos, 5 rebotes y 1 robo. Othello sumó 7 puntos y cazó 5 rebotes, pero recibió una técnica después de cometer su tercera personal que podría haber hecho peligrar la victoria. Thompkins sumó dos triples pero sigue siendo flojo atrás.

El Madrid viaja a Murcia el domingo. A ver si la demostración de Luka se olvida ese día o permanece en el tiempo. Posiblemente en breve volverá a superarse y dar una nueva capa de barniz a su catálogo de exhibiciones.

Siete victorias consecutivas del Madrid en Euroliga, igualando la mejor racha. Tercera jornada en la que el Madrid está como líder, pero ya en solitario después de un nuevo tropiezo de un CSKA no tan fiero como hace unas semanas, justo cuando el Madrid anda lanzado. Con este triunfo, el Madrid se asegura el pase a Play offs, y aún quedan nueve jornadas, así como el factor cancha, pues se embolsa cuatro partidos ganados más que los tres equipos que marchan empatados en quinto lugar. Cómo os echábamos de menos, muchachos.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.