ACB

Crónica Real Madrid C.F. 79 - Movistar Estudiantes 72.

Rudy EstudiantesPuede saber a poco el hecho de jugar partidos de liga regular de la competición doméstica cuando acabas de firmar tu pase para toda una Final four, pero es lo que hay. Si se quiere optar con las máximas garantías a conquistar también la golosa Liga Endesa, hay que ganar todos los partidos, incluido este, a caballo entre el de Estambul de hace cuarenta y ocho horas y el aplazado a disputarse la semana próxima. El Madrid cumplió con creces en su empeño por ganar al menos un partido como foráneo contra Darussafaka y deja aparcada unas semanas esa competición después de conseguir dos, no una. Volverá para pelearse con otros tres grandes por el cetro continental. Ocupando la segunda posición después de ese partido aplazado y después de que Valencia basket ganara el suyo, los blancos no podían permitirse un tropiezo para dejar de estar en la pomada. Hay que terminar la fase regular en primer lugar sí o sí. Con Sergio Llull a la cabeza, aspirante a MVP, Doncic que ha dado un paso al frente, Carroll volviendo a sus mejores momentos, Randolph y demás jugadorazos, un partido as siempre promete espectáculo. Ayón dejaba su lugar como extracomunitario a un Trey que acarició con soltura las redes del Volkswagen Arena. El resto, bien, gracias. Pero ojito, que ya en el partido de ida fue complicado vencer a los del Ramiro de Maeztu.

Llull, Maciulis, Taylor, Reyes y Thompkins formaban el novedoso quinteto que Laso ideó para ganar el partido, el derbi número 167, que se iniciaba con balón para el Madrid. Canasta de Felipe a tabla para abrir el marcador, 2 – 0. Personal sobre Taylor y tiros libres, de los cuales entraba el primero, 3 - 0. Nuevo ataque para el Madrid y triple de Maciulis. La tanqueta engrasada. 6 – 2, bandeja de Trey en un contrataque, y el lituano repetía a continuación desde lejos, 11 - 2. Llull sumaba el 13 – 4. Ahí se atascaba el Madrid. Thompkins cerraba la sequía, 15 - 11. Con 17 – 12, después de anotar dos puntos Maciulis, tiempo muerto de Salva Maldonado para intentar evitar que los locales se marcharan tan pronto.

Nada más entrar al partido, triple de Doncic. 20 – 12. Personal sobre Llull, tiros libres, ambos dentro, 22 - 12. Personal sobre Rudy, uno dentro. 23 – 15. Con 23 – 20 terminaba el primer cuarto.

El empate en el marcador llegaba con un triple y un palmeo para un parcial de 1 – 13. Jaycee por fin rompía el muro, los blancos llevaban casi cinco minutos sin anotar en juego, 25 – 27. Canasta de Llull para empatar el partido, falta sobre él y tiro libre adicional, dentro también. 28 – 27. Felipe anotaba y además recibía falta. Dentro el adicional. 31 – 29. Balón estupendamente movido por el equipo y triple lateral de Jaycee, 34 – 33. Con un marcador parcial de 11 – 13 marchaba el cuarto y tiempo muerto a menos de tres minutos del descanso.

Bandeja anotada por Thompkins y técnica a Hunter con 36 – 35, que después reboteaba en defensa y anotaba en ataque el 38 – 35. De nuevo tiempo muerto. 40 – 35 la mayor ventaja del segundo cuarto. Así terminaba el primer tiempo. A destacar la sorda pero eficaz labor de Rudy sobre Edwing Jackson, el mejor anotador de la ACB y carne de NBA muy posiblemente. Esa es su intención al menos, o como poco un equipo de Euroliga.

Llull inauguraba el marcador en el asegunda mitad, 42 – 37. Felipe recibía personal tras recoger un rebote ofensivo y disponía de dos tiros libres. Dentro el primero. 43 - 37. Suya sería también la siguiente canasta, 45 – 41. Maciulis sumaba los dos puntos posteriores, 47 - 41. Randolph recibía falta y anotaba el segundo tiro libre. 48 – 44. Personal sobre Llull, que depositaba dentro del aro ambos tiros libres. 50 – 44. De nuevo nublado el ataque del Madrid, tiros libres para Thompkins. Dentro los dos. 52 - 50. Triple para Llull y tiempo muerto con 55 – 50.

Se iniciaba un parcial de 11 – 0 con Doncic a los mandos. Luka hacía valer su superioridad física sobre su defensor y anotaba, 57 – 50. De nuevo Luka tomaba la responsabilidad y culminaba dos acciones ofensivas con éxito, 61 – 50. En la última posesión blanca del parcial, el balón se perdía y el marcador que no se movía de ahí.

Ya en la recta final del choque, Jaycee penetraba y lanzaba contra tabla con acierto. 63 - 50. Luka volvía loco a su par y clavaba un triplazo. 66 - 53. De nuevo Luka sumaba para su equipo, 68 – 53. A siete minutos del final, el partido parecía encarrilado, pero en un derbi nunca se sabe. Y en efecto, parcial de 0 – 7 para ponernos en tensión, pero llegaba un triple de Treymkins cortaba de raíz la reacción y otra cesta de dos de Jaycee, 73 – 60 remataba la faena. Tiempo muerto a tres minutos y medio del desenlace.

Felipe era asistido bajo aro y anotaba fácil. 75 – 67. Llull sumaba dos más, 77 – 67 y tiempo muerto de los visitantes para intentar cambiar el visible destino del choque. Personal sobre Llull y tiros libres. Dentro ambos, 79 - 72. Llull dejaba correr el reloj en la última posesión y así terminaba el encuentro.

Un Madrid que dio la sensación de no necesitar pisar el acelerador a fondo, dominó el tramo decisivo del choque ante un Movistar Estudiantes que nunca se rindió, pese a que entre Rudy y Tayor sobre todo dejaron a su gran figura, Jackson, en 8 puntos. Su anotación más baja de la temporada.

No es noticia, Llull volvió a ser el mejor. 18 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias. Como si nada. Felipe rayó a gran altura contra sus ex, sumando 10 puntos, 9 rebotes (5 ofensivos) y 2 asistencias. Tampoco es nada nuevo, pero Luka de nuevo fue vital con sus 14 puntos, 7 rebotes y 1 asistencia. Maciulis sumó 12 puntos, 7 rebotes y 1 asistencia. Le ha venido bien a la Tanqueta el paso por talleres. Rudy sumó 1 punto, 1 rebote, 4 asistencias y su siempre eficaz labor defensiva. Trey continuó en su línea del jueves y sumó 11 puntos, 3 rebotes y 1 tapón. Jaycee, 9 puntos y 2 rebotes. Hunter, Nocioni y Draper ejecutaron su labor sorda de trincheras.

La próxima cita de los nuestros será el jueves 4, en visita atrasada por la serie ante Darussafaka, contra ICL Manresa. Dos días después, el próximo sábado, Laso y sus hombres se verán las caras con Tecnyconta Zaragoza en tierras mañas, y el jueves día 11, recibimos en el WiZink Center a Divina Seguros Joventut. Que la relativa cercanía de la Final four no nuble la importancia de cerrar cada partido de Liga Endesa con victoria. Es la mejor forma de alzarse con menor dificultad, que no con facilidad, hasta lo más alto del pódium y lograr un nuevo trofeo doméstico.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.