ACB

Montakit Fuenlabrada 99 – Real Madrid C.F. 101.

Felipe FuenlaAunque pareciera una visita amable, la cancha madrileña que había que tomar, el Pabellón Fernando Martín es de todo menos un jardín de rosas. La afición está muy encima, muy activa, muy animosa y saben que Jota Cuspinera maneja con gran acierto una plantilla interesante. El Madrid llegaba con el sofoco que le supuso vencer a Fenerbahce cuarenta y ocho horas atrás pero con la enorme satisfacción de haber logrado con una fecha por jugarse aún, ser primeros en la temporada regular. ¿Qué significa este dato? Ser los mejores de Europa por números y por juego. Sin más. Y nada menos.

Llull, Carroll, Maciulis, Randolph y Ayón, formaban el cinco inicial propuesto por Laso para comenzar un duelo a todas luces interesante, marcado por dos entrenadores amantes del buen baloncesto, o al menos del que nos gusta a la mayoría de los que idolatramos al gurú que desde hace seis temporadas dirige nuestro destino, y Jota es discípulo suyo.

En la primera posesión, personal y tiros libres para Randolph, dentro ambos y a continuación, también triple del enorme jugador, 0 - 5. Bomba de Carroll, dentro, pero ya para subir al luminoso el 9 – 7 después de un siete cero que había conseguido Fuenlabrada. Pocket pass de Llull para Ayón y mate del mexicano ante su antigua afición. 9 – 9.

De nuevo anotaba por elevación Jaycee, 11 – 11, le asistió Randolph, que después, desde la esquina dejaba a Llull. Primer triple para él. 13 – 14. De nuevo Llull, en este caso en un fulgurante costa a costa, imparable, anotaba un canastón. 16 – 16. La jugada empezó con un gorrazo de Ayón. Jaycee mareaba a su defensa y lanzaba desde cinco metros con éxito. Mucha intensidad por parte de ambas escuadras, muchos puntos. Defensas laxas. A menos de tres minutos para el fin de un primer cuarto que voló, 16 – 18. Hunter relevaba a Ayón y machacaba a una mano tras recibir la asistencia de Jaycee. 18 - 20.

Hunter para Jaycee de nuevo, que bajo aro anotaba. 21 - 22. Entraba Felipe a cancha en su partido 705 en Liga, hombre récord. Ya sólo Azofra y Nacho Rodríguez con más partidos que el capi. Draper entraba por Llull. Dee no jugó el viernes por problemas de espalda y daba unos minutos de descanso al menorquín.

3 de 7 y 2 de 4 en triples por entonces. Uno más aún en la última posesión local del primer cuarto, más cuatro los fuenlabreños. 26 – 22.

Jota Cuspinera estaba empeñado en hacer bueno el dicho de la cuña y la misma madera, de nuevo triple y 29 – 22. Alley hoop de Doncic y Hunter. 29 - 24. Otro lanzamiento lejano más en contra y al igual que ocurriera en Santiago, al Madrid le estaban cosiendo a triples. Felipe cazaba un rebote ofensivo (lo cual hace muchos años que dejó de ser noticia) a tiro de Rudy y anotaba. 32 – 26. Rudy dejaba a Felipe que desde cuatro metros lanzaba y encestaba. 32 – 28. Hunter dejaba a Felipe que lanzaba y sumaba contra tabla, seis puntos seguidos sin fallo del rey de la captura . 34 - 30. Enseguida, Luka escapando de sus defensores y encontrando a Hunter, canasta fácil. 36 - 32. Felipe veía libre y dejaba para Taylor que anotaba bajo aro. 39 – 34.

Triple de Rudy, 41 – 37 aunque Montakit estaba anotando más como si fueran bandejas. Ocho nada menos en diecisiete minutos. Pero el Madrid también sumaba con cierta asiduidad. Canasta de enorme calidad de Hunter, aunque de dos. 44 - 39. 8 de 15 por 3 de 7 en triples.

Rebote ofensivo de Felipe y personal sobre él. Tiros libres. 45 – 41 después de anotar ambos. 8 puntos en seis minutos para el cordobés, que de nuevo sumaba después de recoger un rebote sobre su propio tiro fallado. 47 – 43, diez puntos ya. Tremendo.

Llull para Ayón, personal y tiros libres para el pívot. Dentro ambos. 50 - 45 a un minuto del descanso. El rebote ofensivo estaba salvando al Madrid de males mayores. Canastón de Llull contra tabla sobre el fin de la posesión. 53 - 47. Quedaban dos segundos y medio para el descanso y Llull recibía, de reojo auscultaba el reloj y anotaba un triplazo desde su propio campo. Ya deja de ser noticia, pero aún sabiéndolo no deja de asombrarnos ni los rivales son capaces de pararle. 56 - 50.

Felipe decía en ese instante que era muy difícil ganar en esa cancha tan caliente, habría que apretar en defensa y mejorar poco a poco.

Estaba claro que el primer equipo que cerrara su defensa se llevaría el partido, controlaría el tempo del mismo y tendría muchas opciones de llevarse el choque. 10 de 18 en triples Fuenlabrada. Si mantenían ese nivel, algo harto improbable, era casi imposible ganarles, claramente, pero era muy complicado que consiguieran no bajar el pistón.

Laso decía que el nivel defensivo no había sido adecuado y no podían permitirse mantenerlo. Se le veía claramente enfadado y preocupado por lo que no había defendido su equipo. Razones no le faltaban.

El Madrid no había tirado mal de tres, cuatro de ocho, pero lo había hecho en pocas ocasiones. Si pese a su floja defensa e inferior acierto continuaba en el partido, era en gran medida gracias a uno de los que nunca falla. 6 rebotes, 4 de ellos en ataque, y 10 puntos había logrado Felipe Reyes.

Ayón reboteaba en tablero contrario y anotaba. 56 - 52. Llull para Carroll, penetración y de nuevo por elevación, dentro, 56 - 54. Canasta al contraataque tras robo de Ayón de Jaycee, empate a 56 y tiempo muerto. La defensa en zona blanca, el rebote y la velocidad se le atragantaban a Fuenlabrada.

Llull para Jaycee, triple frontal, dentro. 58 - 59. Personal sobre Llull, canasta y tiros libres dentro. 64 – 62. De nuevo canasta y personal sobre Llull, enorme acción ofensiva. De nuevo jugada de tres puntos. 66 - 65. Llull se lanzaba contra su defensor y anotaba. 68 - 67. Ayón anotaba bajo aro a pase de Jaycee, 74 – 69. Llull subía el balón con velocidad, llegaba a la línea de triples, se clavaba y dentro, 21 puntos para él. 74 - 72.

Técnica a Maciulis por protestar y bronca de Laso porque Jonas iba ya camino del banco rezongando en lituano contra los árbitros. Había sido ya cambiado por Rudy.

Ayón recibía bajo aro, abría para Llull, triple. 76 - 75. Felipe recibía y anotaba a tabla. 78 - 77. Intercambio de golpes. La defensa zonal con variables propuesta por Laso estaba haciendo precipitarse a los fuenlabreños en sus acciones ofensivas.

Tiempo muerto de Laso para una última jugada a manos de un minuto del fin del tercer cuarto. Llull intentaba anotar, no lo conseguía pero Ayón reboteaba y anotaba, 80 - 79. El Madrid cambiaba continuamente de defensa y estaba haciendo daño. Falta sobre Felipe a una décima del fin del tercer acto. Dentro el primero. 80 - 80. Partido de diez minutos y a ver quién mantenía el nivel anotador o era capaz de cerrar su aro.

Rebote en defensa de Luka, y cuando se escapaba le cazaban, era falta antideportiva. Anotaba un tiro libre, el Madrid un punto arriba y posesión desaprovechada por los de blanco. Doncic lanzaba un triple, errado… pero Felipe a una mano y sin caer palmeaba. 82 - 83. Doble gorro de Ayón y contraataque de Llull. 82 - 85. Rebote de Felipe en defensa, otro más en ataque y canasta del propio capitán. 82 - 87. Siete minutos para el final. Bestial el partido de Felipón. 15 puntos y 19 rebotes en 18 minutos. 10 puntos, 10 rebotes y 4 tapones para Ayón. ¡Vivan los pívots de bolsillo!

De nuevo canasta de Felipe. 84 - 89, baile de salón a la cordobesa. El Madrid se atascaba en ataque pero Fuenlabrada tampoco lo veía claro. 86 - 89 a cuatro minutos del final. Falta sobre Jaycee, tiros libres. 45 de 47 en la temporada para Bum bum. Dentro ambos, 90 - 91. Tres minutos para el final. Tiempo muerto.

Gran defensa del Madrid, rebote de Ayón, fallaba Llull en su jugada individual y a dos minutos del final, tiros libres para Montakit. 92 - 91. Personal sobre Felipe y tiros libres para él. Dentro ambos. 92 - 93. 36 de valoración en ese momento, nada menos. 38 – 45 en puntos en la zona. Personal sobre Llull. Tiros libres para él. Dentro los dos. 94 - 95 a un minuto del final.

Rebote en defensa de Ayón, cuarenta segundos. Tremenda asistencia para Ayón que anotaba a tabla. El Madrid tres arriba a medio minuto del final.

Jugada de pizarra perfecta de Fuenla con éxito inmediato, canasta. Llull amasaba, lanzaba y fallaba, pero reboteaba Felipe y anotaba, enmendando el error del menorquín. Doble técnica en un enganchón entre Popovic y Rudy. 96 – 99 y diez segundos por jugarse. Los locales intentaban anotar un triple sin conseguirlo, rebote de Ayón en defensa y falta sobre él. Tiros libres ya sin tiempo. Dentro ambos. Triple sobre la bocina ya sin otro premio que maquillar el resultado de los de rosa. 99 – 101.

Felipe, decía que estaba contento por la victoria, Fuenla había hecho un partido increíble en defensa y ataque, pero el Madrid había mejorado en ataque y defensa para ganar.

Laso contaba que habían cambiado el ritmo desde la defensa, cambiar la sensación de que les anotaban fácil. Alternando defensas les habían hecho daño, pero habían mejorado en energía defensiva, muy contento por la victoria. Sabía que iba a ser muy difícil porque Fuenlabrada es un rival complicado. Era importante recuperar la regularidad fuera de casa, donde todos los rivales son muy difíciles. Los últimos no los habían podido sacar, pero a pesar del mal primer tiempo habían podido darle la vuelta. Dos victorias y cuatro derrotas en los últimos seis jugados como foráneos, de hecho.
Como no podía ser de otra manera, ha que destacar ese bárbaro 40 de valoración de Felipe Reyes. Increíble. 37 años y siendo con mucho el mejor del partido. Gran parte de la victoria se alcanzó gracias a él, indudablemente. 30 Ayón y 24 Llull. Entre los tres, sobre todo, victoria sufridísima.

Felipe sumó 23 puntazos, 14 (6 en ataque) rebotes y 1 asistencia saliendo desde el banquillo, inconmensurable. Ayón, 14 puntos, 13 rebotes, 2 asistencias, 1 robo y 5 tapones. Llull, 28 puntos, 1 rebote y 4 asistencias. Jaycee, 17 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias. Un Randolph más ausente que de costumbre, sumó 5 puntos, 1 rebote, 1 asistencia y un tapón. Hunter, 8 puntos y 1 asistencia. Luka, Rudy, Taylor y Maciulis, más espesos.

Ahora quedan unos días de oro para continuar ese proceso de afinar sensaciones, recuperar pequeñas dolencias, entrenar, descansar y recibir a Anadolu Efes el próximo viernes a las 21’00 h. El domingo recibimos ni más ni menos que a Baskonia, casi nada. Al menos se han terminado esas locas semanas con doble jornada de Euroliga y Liga Endesa. Haber terminado como primeros pase lo que pase el viernes tiene más valor cuando en la competición doméstica tienes que sudar tinta fuenlabreña para vencer a rivales tan duros como los inquilinos del Fernando Martín. Nada hay imposible para este gran Real Madrid de nuestros días. Ni estar en lo más alto, sea quien sea el rival. Y siempre jugando bien, o al menos intentándolo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.