ACB

Mi visión y crónica de este partido. Real Madrid C.F. 85 - Valencia Basket Club 71.

Llull ValenciaCasi desde el avión que traía a nuestros exploradores de regreso de Lituania, se ataban de nuevo las zapatillas para lidiar otro bravo astado. Nada menos que Valencia Basket Club, segundo clasificado de la Liga ACB y un hueso duro de roer siempre. Convenía saber si se alargaría la racha, que viene desde diciembre de 2015: 25 victorias locales del Madrid en ACB. Primero contra segundo y como decía Laso en rueda de prensa, interesante mantener la ventaja sobre los perseguidores. Es lo bueno de ir primero, que sólo encuentras gente si miras por el retrovisor.

Para iniciar el choque, saltaban a pista Llull, Doncic, Taylor, Felipe y Tony Randolph. Los de naranja salieron muy centrados en su trabajo, anotando un triple para dejar clara su postura y otro para confirmarla. Jaeff Taylor inauguraba el marcador local con dos lanzamientos libres.

Los visitantes se mostraban muy activos en ambas mitades de la cancha, y el Madrid llevaba dos minutos sin anotar en juego. Por fin, los de blanco consiguieron parar al rival al tercer ataque, pero continuaban sin encestar, mientras Valencia se iba ya hasta los 11 tantos: 2 - 11.

El partido realmente comenzó para el Madrid con un lanzamiento triple de Randolph, ejecutado desde la esquina pese a tener a un defensor encima, pero con esos 2’21 de envergadura... 5 - 11. También suya sería la siguiente acción positiva del equipo, un robo y le hacían falta en la línea de medio campo.

Llull servía su primera asistencia de la noche para Doncic, que anotaba un triple cuando se acababa la posesión. 8 - 11. La defensa del Madrid había despertado y tras jugadón penetrando de Llull, canasta. 10 - 11. El Madrid había anotado todo en un minuto sin elaborar, a base de clase pura, porque la defensa valenciana era realmente buena.

Ayón entraba a cancha para dar el primer descanso a un Felipe que dispondría de pocos minutos en el encuentro. A continuación, era Rudy el que saltaba pista y con ello cumplía 350 partidos en ACB, por Doncic. El balear sería muy importante para el desenlace del partido.

Jaycee, que recuperó su afilada muñeca en Kaunas, parece que coincidiendo con el fin de su nostalgia familiar, entraba a cancha. Ha echado de menos a sus tres niñas, cuatro con la que viene en camino y su mujer, que han estado un mes en Utah. Momento Corazón, corazón superado, Taylor visitaba el banquillo para dejarle sitio. Pero el que sumaba de tres no era Carroll, sino Llull a pase de Rudy, un triple lejano. 13 - 17.

Valencia capturaba todos los balones sueltos y reboteaba muy bien en defensa ante uno de los mejores equipos en rechace ofensivo. Llull anotaba uno de los dos tiros libres de que disponía, 14 – 19, asistíamos atónitos a un gran tapón de Carroll y Hunter entraba por Randolph.

Ambos equipos habían lanzado lo mismo desde más allá de la línea de 6’75, 3 de 6 y 2 de 6 a 30 segundos del fin del primer cuarto, que se cerraba con protagonismo de Rudy, step back y canasta de dos sobre la bocina. 16 - 21. El Madrid no terminaba de frenar en defensa a los taronjas ni anotaba con la fluidez necesaria como para acercarse más en el marcador. Pero quedaba un mundo. Tres continentes.

Se inauguraba el segundo con una canasta por elevación de Jaycee, 18 - 24. Y enseguida pase de Hunter para Rudy, que desde un lateral anotaba de dos. 20 - 24. El Madrid se mantenía a base de genialidades ante la gran defensa naranja.

Draper se unía al arsenal anotador, amagaba con penetrar, frenaba y lanzaba desde la línea de triples con éxito. 23 – 28 y empate a 7 en el segundo cuarto.

Rudy sumaba en forma de dos tiros libres y repartía una asistencia maravillosa para Jaycee, canasta, 27 - 30. Hunter era el siguiente en sumar desde debajo de aro, 29 - 30 con 6 - 0 de parcial.

De nuevo Hunter, que iba a rematar el alley hoop iniciado por Llull, recibía personal anotando el segundo lanzamiento libre. 30 - 33.

Y Carroll, que ya se sentía con confianza para descerrajar su primer Jaythree, lo convertía haciéndose sitio en el frontal, triple. 33 - 35. Empate a 17 en este cuarto, el Madrid que no conseguía alcanzar a Valencia, en parte porque eran superiores en el rebote, 11 a 18, si bien los blancos habían robado un balón más, 6 a 5.

Otro triple, esta vez de Nocioni, significaba el 36 - 38. Llevaba ya 6 triples el Madrid, y ya saben que cuando anota 10 o más, de las 22 veces en que ha ocurrido, sólo ha perdido una, en el Palau.

Llull asistía a Hunter que anotaba contra tabla. 38 - 42. Valencia estaba defendiendo muy bien y continuaba anotando con cierta soltura sin que la defensa del Madrid fuera deficiente, pero un inquietante 38 – 45 adornaba lo alto del WiZink Center al descanso.

Ningún jugador se había disparado en anotación. 7 puntos Jaycee y 6 Rudy y Llull eran los máximos. Sin duda todos tendrían que arrimar el hombro. En el Madrid no habían anotado Ayón ni Felipe, pero es que los puntos habían llegado más de tres en tres que de dos en dos o de uno en uno, y todos sabemos que Gus y Reyes no tienen en el triple su lugar de anotación predilecto. Sobre todo el de Nayarit.

Laso decía en ese momento que no estaban jugando cómodos, que les faltaba chispa, habían fallado tiros fáciles, que Valencia había mantenido la diferencia conseguida al inicio, y que les mantenía el tiro libre por delante. La ventaja era demasiado amplia para lo merecido y habría que trabajar duro para llevarse el partido.

Para desperezar el tercer cuarto, llegaba un gorrazo de Taylor y Llull anotaba en la primera posesión. 40 - 45. Jaycee convertía su segundo triple con Diot encima. 43 – 45, pero llegaba la respuesta inmediata de Valencia.

Jaycee ejercía de asistente en este caso, para Randolph, que convertía otro triple desde un lateral. 46 – 48 y 8 triples ya el Madrid, cerca de los fatídicos 10. Felipe, pese a no haber anotado y haber cazado solo un rebote en la primera parte, se iba haciendo dueño de ambos tableros poco a poco. Y anotaba. Felipe contra el mundo, penetraba y convertía. 48 - 49. 10 – 4 en ese tercer cuarto.

Llull asistía para Randolph, muy intenso en defensa también que anotaba dos puntos para poner por primera vez al Madrid en cabeza. 51 - 49.

Cometían falta personal sobre Llull y anotaba los dos. 53 - 50. Rudy, en un contraataque maravilloso, daba una asistencia a Ayón que anotaba fácil. 55 - 50 y tiempo muerto visitante.

No era para menos. El Madrid se había desatado y el parcial era de 17 - 5 en el tercer cuarto. Pero continuaba abierta la hemorragia. Llull fabricaba la primera parte de un alley hoop para que Randolph lo rematara casi de espaldas. 57 - 50.

El Madrid había sacado al Valencia el partido, que había convertido nada más que una canasta en juego. Lo demás habían sido tiros libres.

Y más. Llull servía para Rudy que se encontraba librado y triple. 60 - 51. Ayón, bajo tabla anotaba dos más. 62 - 51.

Si bien en ataque los blancos estaban acertados, grandísima defensa además, que hacía agotar las posesiones a Valencia Basket Club sin lanzar con claridad ni éxito.

El Madrid había cambiado totalmente en el segundo tiempo, con contraataques, anotando más fácil y moviendo más rápido el balón, con un resultado de 24 - 8 en ese decisivo cuarto.

Y el espectáculo continuaba. Penetración de Ayón manejando el balón como un base para anotar dos puntos más. 64 - 53. Por eso es un pívot de Laso, made in Laso. Así terminaba el tercer cuarto, con el Madrid lanzado a por la victoria, si bien el rival no era de fiar.

Se iniciaba el último con ese relativamente cómodo colchón del Madrid, anotando primero Valencia y después Llull, ambos de dos puntos. Valencia sumaba de dos y también el tiro libre adicional, pero para evitar acercamientos peligrosos, el Madrid también sumaría tres. Rebote ofensivo de Rudy, que servía para Nocioni y el santafecino encestaba desde más allá de la línea de triples. 69 – 58.

Curiosamente, Andrés jugó más minutos que Felipe, puede que por ahí vayan los tiros. Laso sabe que ambos tienen una edad además de una innegable calidad técnica y competitiva y les quiere enchufados, frescos y descansados, ahora que se avecinan los meses decisivos.

También sería de Rudy el siguiente rebote blanco, en defensa esta vez, y a continuación un soberano gorro de Nocioni con 69 - 58, siempre presto a defender, atacar o morder. Llull serviría para que Rudy anotara otro triple, 72 – 58 y la posterior asistencia era de Ayón, que ya saben, sirve para todo. Canasta de Nocioni. 74 - 61.

Después de una técnica, Llull anotaría el tiro libre y Rudy de dos en el ataque posterior. 77 – 63. El Madrid tendría ahí alguna jugada dubitativa, en la que Draper y Nocioni anotaron uno de sus dos tiros libres. Valencia aprovecharía esas pequeñas dudas para acercarse a 8 puntos, pero Llull sirvió un fantástico balón para que Jeff Airlines Taylor lo reventara en alley hoop y de nuevo aparecía el balear para encestar un triple y dejar en el luminoso un resultado de 83 – 71 a falta de minuto y medio que ya se antojaba definitivo.

Por si acaso, de nuevo asistía Sergio para que Nocioni anotara una bandeja que significaba el 85 – 71 final. Se llegaba a los segundos postreros con esos guarismos y el Madrid que no intentaba anotar en esa última posesión. Victoria brillante ante un rival de alcurnia que saltó al parquet muy bravío pero los de Laso remataron la faena con maestría.

Buena primera parte del Madrid, pero mejor la segunda, sobre todo en el tercer cuarto donde se decidió el encuentro. El Valencia sucumbió ante el potencial ofensivo de los de Laso y su mejora en la defensa.

Un Laso que al final del choque comentaba que se jugaban el liderato ante un rival difícil. La sensación era que en el inicio había sido superior Valencia, pero el segundo tiempo habían sido mejores y se mostraba muy contento por la victoria.

Llull decía que intenta ser un ejemplo para los demás, ser intenso y hacía autocrítica al afirmar que les está costando empezar y eso hay que mejorarlo. En el tercer cuarto habían tenido muy buena mentalidad.

Buen día para escuchar a Sergio. 16 puntos, 13 asistencias (récord para él en Liga) y 21 de valoración. El increíble no tiene techo, porque cuando lo toca, su objetivo es destrozarlo para elevarlo más aún. También destacable un cada vez mejor Rudy, con 14 puntos, 4 rebotes, 5 asistencias y la misma valoración, pero todo en 8 minutos menos que Llull. Carroll sumó 10 puntos ( 2 de 2 en triples), 2 rebotes, 2 asistencias y 1 tapón. Nocioni y Randolph anotaron 11 puntos, Ayón 6 y Hunter 5.

En nada, ya el miércoles juegan los de D. Pablo de nuevo en Alemania contra Brose y el viernes en el WiZink Center ante EA7 Emporio Armani Milano. Menos mal para los jugadores que el próximo fin de semana toca descanso en ACB. Pero pobres de nosotros... A ver qué hacemos sin nuestro pasatiempo, deporte y vicio favorito.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.