ACB

RETAbet Bilbao Basket 77 – Real Madrid C.F. 85

Randolph BilbaoSiempre ando con la mosca tras la oreja cuando el Madrid juega Euroliga y visita en el encuentro posterior una cancha no de las más amables, precisamente, como lo es la de Miribilla. La competición continental exige mucho, y no se sabe entonces cómo van a reaccionar los jugadores, bien por cansancio físico o psicológico. Menos mal que tenemos a un extraordinario director de orquesta, motivador y que maneja los minutos con maestría. D. Pablo Laso corta con precisión de cirujano el límite entre Euroliga y Liga Endesa, reparte esfuerzos y equilibra la balanza.

Bilbao nos aguardaba al abrigo de su ruidosa afición, y nuestro entrenador lanzaba al parquet a sus cinco jugadores más adecuados según sus sesudas intenciones. Luka, Jonas, Jeffery, Felipe y Gus eran los que abrían las hostilidades. Desde el inicio se vio al equipo muy centrado en el partido, sobre todo a Ayón y Maciulis. Llamaba la atención la estatura media del quinteto, 2’01 el más bajo, y desde las alturas se presentó este arranque arrollador del Madrid.

Ayón anotaba los primeros puntos del Madrid e incluso pudo ser alguno más de no haber fallado tiros libres. Jonas le comenzaba a ayudar en la labor anotadora. Pero Gus no sólo anotaba, sino que reboteaba en ataque y anotaba a tabla un 3 – 11 que dejaba bien claro quién quería llevar el mando del partido.

También sería suya la siguiente canasta, en una acción con pase picado de Luka para el mexicano que penetraba y reventaba el aro, 9 - 13. A continuación era Maciulis el que anotaba desde más allá de la línea de triples, 9 - 16.

Draper en un uno contra uno o Luka sumaban para el equipo, mientras Nocioni era atendido de una herida en la pierna sin haber disputado ni un segundo aún. A eso se le llama intensidad.

El último servicio de Maciulis sobre pista antes de tomarse un descanso, era un balón precioso para Ayón, que anotaba dos puntos más. Se iba el lituano con 7 tantos y entraba Jaycee por él.

También lo hacía el rey del gorro, que se presentaba con un ídem. Ranwolf abrigaba a Mumbrú. Se agradece.

Con 13 - 22 terminaba el primer cuarto y el Madrid dominando la situación con aparente soltura.

El segundo parcial se iniciaba con un triple de Draper tras asistirle Rudy, que en esa misma acción se dañaba la rodilla al chocar contra dos defensores y se retiraba sin apoyar el pie directamente al vestuario arropado por el deportivo aplauso local. Preocupantes indicios, pero había que esperar.

Penetraba Jaycee, dejaba el balón por elevación y anotaba el 16 - 27. El de Laramie ha perfeccionado esta jugada de tal manera que la ha convertido en casi infalible. Si no puede anotar de tres, pues de dos, lo importante es sumar. Repetiría la misma jugada con idéntico éxito unos segundos después.

La defensa local iba apretando las clavijas al ataque del Madrid, como veíamos en un ataque en que Doncic dejaba la bola para Draper, que sobre la bocina anotaba desde 8 metros, 16 - 30. Un nuevo gorro de Ranwolf y se marchaba un acertado Draper con 8 puntos.

Bilbao estaba apretando al Madrid las clavijas atrás, defendiéndoles uno contra uno y conseguían con ello acercarse en el marcador después de lograr un 9 - 0 de parcial. Dicho parcial se rompía con un triple de Doncic sobre la bocina. 25 - 35. Parece que el chaval va tomando lo más granado de cada uno de sus compañeros, y esto de jugársela sobre el límite me suena.

Hunter machacaba el 27 – 37 y se permitía el lujo unos instantes después de subir el balón y pasarselo a Jaycee que anotaba un triple, su primero (y último, perdón por el spoiler). 27 - 40. A continuación era Luka el que entregaba a Taylor, que desde la esquina anotaba su primer triple y quinto del Madrid en este segundo cuarto, 32 - 43.

Además de anotar, Jeff se estaba vaciando en su especialidad, una gran defensa sobre el peligroso Tabu, al que estaba sellando, gracias a su intensidad y su rápido desplazamiento lateral. Jeff no es tan cojo ni manco como se dice por ahí.

El que anotaba, reboteaba, asistía, defendía y repartía era Luka, que conseguía un canastón con rectificado y además era premiado con tiro libre adicional anotado. 34 - 46.

Robaba Felipe sobre el último ataque del segundo cuarto y dos tiros libres al hacerle falta, el único modo de pararle. Con 38 - 48 acababa la primera parte dominada de aro a aro el Madrid. Un Madrid que había anotado más de la mitad de sus puntos, 24, desde la pintura (¿en serio? ¡Imposible!), Bilbao solo 10.

Rudy en el descanso comentaba que más que un golpe en su rodilla, lo que parecía primera vista, se le había ido un poco la articulación, que se había echado Reflex y estaba esperando sensaciones… Golpe y pequeña torcedura.

Destacaban los 11 puntos de Ayón, los 8 de Draper, los 7 de Jonas, y los 4 rebotes de Reyes, los 3 de Ayón, las 5 asistencias y 6 puntos Doncic, y esos 18 puntos obtenidos por el Madrid tras pérdidas de balón bilbaínas.

Laso decía en ese intermedio que había que mantener la intensidad y que las situaciones defensivas le habían parecido bien manejadas, por lo general. Se quejaba de que habían cometido muchas faltas al final, lo cual podría ser más tarde un problema. En ataque, había que tener paciencia para encontrar tiros librados y correr. Había que dar un paso adelante porque Bilbao es un equipo que juega con mucho empuje. Lo de Rudy no era nada grave aparentemente, pero no sabían exactamente si había algo más que lo que habían apreciado sin hacerle pruebas.

Comenzaba la segunda mitad con asistencia de Reyes para Doncic, que anotaba bajo el aro, recibía personal y tiro libre adicional, que anotaba. Suyos serían también los tres siguientes puntos, después de romper a su defensor con habilidad pasmosa y clavar un triple. 12 puntos en su haber y el equipo lanzado: 41 - 54.

Sin embargo, cuando todo parecía encarrilado, Bilbao subía la presión defensiva, el Madrid se atascaba y los de negro se colocaban a escasos cinco puntos. Laso paraba el partido y metía las chivas en el corral a los suyos.

Robaba Doncic a continuación, subía el balón, servía a Jaycee y anotaba por elevación, 52 – 56. Ayón abría después para Taylor, que desde la esquina anotaba otro triple, 52 – 59. Le van los retos difíciles al sueco. Desde la posición más complicada, dos tiros de tres puntos al saco. Y no serían los últimos.

De nuevo Reyes veía en la esquina a Taylor, que estaba animado y clavaba otro triple, 54 - 62. La ventaja aumentaría después de lanzar Felipe Reyes un tiro libre, anotarlo, fallar el segundo, recoger el rechace Ayón y encestar.

El fin del tercer parcial llegaba con un lanzamiento triple sobre la bocina de Jaycee que no llegó al aro porque el de Wiomyng recibió un manotazo en su brazo mientras ejecutaba la acción. No lo vieron los colegiados.

Para terminar el encuentro, llegábamos al último cuarto. Rudy dejaba en el aire el balón, para que Tony Randolph volara y completara un perfecto alley hoop con mate a dos manos, 62 – 67. La diferencia hubiera sido mayor si el Madrid no estuviera fallando lanzamientos desde 4’60 m. Es de los peores equipos en porcentaje de libres. Bilbao seguía seco en ese cuarto.

También Rudy sería el que sirviera para Hunter que anotaba contra el cristal el 62 – 70. Después de un rebote defensivo, Jaycee ejercía de base, pasaba a Randolph y anotaba un triple desde sus 2’11 con la muñeca de seda más triste de la ACB, 62 – 73. Rondábamos el minuto 5, se producía la primera falta del Madrid y Bilbao estaba sin anotar aún en este tramo final de partido.

Penetraba Randolph en la jugada posterior haciendo alarde de dominio de balón y coordinación, anotando canasta y sacando una falta personal a su defensor, pero… no anotaba el adicional, aunque sí los dos siguientes, los que significaban el 76 en el marcador del Madrid, dos tiros libres anotados por Randolph. Los locales, inéditos todavía.

Draper ahondaría en la herida bilbaína. Se marchaba por velocidad, se clavaba en dos tiempos y con un pie tras la línea de tres puntos lanzaba y anotaba. Además de haber estado acertado en ataque, Draper y Rudy sobre todo, continuaban muy activos en defensa, como pulpos. Labor que nunca rehúyen Ayón o Taylor, por ejemplo.

Al Madrid le convenía a esas alturas que el tiempo corriera , y asistíamos a ataques largos. Los tiros libres por fin iban entrando, primero fue Jaycee, el mejor especialista del equipo el que anotó dos, y después Randolph, que penetraba por la zona, anotaba en bandeja y conseguía un tiro libre adicional. 69 - 85.

A esas alturas del choque, seis jugadores del Madrid habían conseguido ya 10 o más puntos. Labor coral.13 puntos, todos los que mostraba Randolph en su casillero, los había anotado en el último cuarto.

Entraba Suárez como muestra de que el partido estaba decidido y para recibir el cariño de la que fue su casa para terminar el choque con un resultado de 77 – 85.

Bilbao había resistido como pudo sin perder la estela de un Madrid superior desde el salto inicial pero la defensa blanca en el último cuarto le había sacado de rueda y sentenciado el choque.

Destaquemos a Ayón (14 puntos, 6 rebotes), Randolph (13 puntos, 4 rebotes, 1 robo, 2 tapones), de nuevo Doncic (12 puntos, 2 rebotes, 4 asistencias, 2 robos), Jeffery Taylor (11 puntos, 3 rebotes, 1 robo), Maciulis (7 puntos, 1 rebote, 1 robo y 1 asistencia) y no olvidemos la gran labor defensiva y de ayuda a los bases de Rudy (3 rebotes y 2 asistencias y 10 en el +/-, el más alto del equipo), los puntos de Carroll (11) y Draper (10), el trabajo de Reyes… un bloque en el que todos suman. Ellos han empujado al portaaviones del comandante Laso hacia una nueva victoria ante un rival nada sencillo y menos en su ruidosa cancha. El partido 401 de D. Pablo a los mandos.

El jueves próximo, el rival será Darussafaka Dogus. El complicado choque se disputará a las 18’00 horas de aquí y Río Natura Monbus será el siguiente rival, ya para el domingo. El espectáculo continúa, los de blanco avanzan con paso firme en ambas competiciones y para declarar el estado de felicidad completo, sólo falta que lo de Rudy no sea nada, aunque ha jugado después del percance. Lo siento por el gran Laso, pero es preferible que tenga que devanarse los sesos para elegir las convocatorias por disponibilidad de todos sus efectivos. Nos leemos desde tierras turcas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.