BALONCESTO

Crónica Saski Baskonia 99 – Real Madrid C.F. 103.

Jaycee Baskonia'No pienso en las tres anteriores. Pienso en ganar esta. Es mi manera de ser. Lo pasado, pasado está'. Con esta frase de Don Pablo Laso Biurrun, llegaba el Madrid al segundo choque decisivo. Contando en lo más alto con Sergio Llull, Luka Doncic y Anthony Randolph, casi nada al aparato, la empresa parecía menos complicada. Si a eso le sumamos la fiabilidad de Gus Ayón, Felipe Reyes, Rudy Fernández, Jaycee… el Madrid era un enemigo temible para los vitorianos, además de contar con la ventaja moral de haberles vencido en su última visita a Vitoria, si bien los blaugrana le tenían la medida tomada hasta ese momento, ¿quién se llevaría el gato al agua? Dos equipazos y se preveía partido macho, sin duda. Un nuevo toque de atención sufrido ante Andorra podría ponerles sobre aviso.

Laso decía en la entrevista previa a la semifinal que este era uno de los partidos grandes de la temporada, en el que se enfrentaban dos equipos que se conocen muy bien, dos plantillas con muy buenos jugadores, ellos con ventaja de jugar en casa, pero el Madrid sabiendo que tenía que dar una respuesta importante para ganar. Larkin era un jugador capital para Baskonia y había que intentar no dejarle jugar cómodo, pero tampoco a Hanga, Bargnani… Baskonia disponía de muchas armas, aunque cierto, Larkin era el generador.

Un Baskonia fuerte que había sido el único capaz de ganar desde 2010 aparte de Real Madrid y Barcelona este trofeo de desarrollo express. Y el Madrid que nunca levantó la Copa en esta cancha… ¿Rompería la maldición?

Llull, Carroll, Maciulis, Felipe y Ayón formaban el cinco inicial del Madrid. Sorpresa de Laso el hecho de no alinear a Taylor, quizás reservandole para los momentos más importantes del partido o sabe Dios qué otra estrategia tendría preparada nuestro coach.

Con triple de Larkin se abría el marcador. Jaycee no replicaba con la misma moneda y a continuación entre Felipe y Carroll forzaban el campo atrás baskonista, jaleado con ironía por el público local, mayoritariamente en contra de los blancos.

Rebote ofensivo de Reyes a tiro de Llull fallado y primera canasta foránea. 3 - 2. También el capi anotaría la segunda. Maciulis al poste fallaba su lanzamiento pero Felipe palmeaba. 3 – 4.

El Madrid buscaba continuamente a Jaycee en ataque para cansar a Larkin, pero Jaycee no estaba acertado en esos primeros lances del encuentro.

Llull subía el balón y sin frenar para dirigir un ataque estático, aceleraba, penetraba y anotaba. 3 – 6. Seis minutos para el fin del cuarto. De nuevo Llull al frente de las operaciones, servía para Jaycee, que saliendo de bloqueo, anotaba el primer triple del Madrid. 9 – 9.

Maciulis sumaba con un pedazo de asistencia parara Gus, que descerrajaba un mate. 12 – 11. Otra asistencia perfecta, esta vez de Ayón para Taylor, sobre el que se cometía personal. Tiros libres para el sueco. Dentro el segundo. 14 – 12.

Ayón estaba en todas las ayudas, cortando líneas de pase, punteando lanzamientos… tremenda labor de equipo del de Nayarit, como siempre.

Bargnani cometía falta sobre Ayón tiros libres para él. Dentro el primero. 17 – 13. El propio Gus asistía para Randolph con rapidez e inteligencia, sobre quien se cometía falta. Dentro ambos lanzamientos libres. 17 – 15.

Con 20 – 15 se llegaba al final de primer cuarto.

Se iniciaba el segundo con un intento de triple fallado por Doncic, pero palmeo de Hunter, 20 – 17. Asistencia de Randolph que estaba bajo el aro, canasta y personal. 22 – 20. Doncic lanzaba desde la línea de tiros libres pero recibía personal. Dentro el primero. 22 - 21. El marcador no ofrecía grandes diferencias, pero ambos equipos lo estaban dando todo en defensa y ataque. La calidad es difícilmente defendible, eso sí.

Rudy, sirviendo para el alley hoop a una mano de Hunter, brutal. 22 – 23. De nuevo Rudy, rebote tras defensa, contraataque de Randolph y dentro otra canasta. 22 – 25.

Rebote defensivo de Doncic, subía el balón a toda velocidad y lanzaba un alley hoop perfecto para Taylor que reventaba el aro. 24 - 27, parcial de 2 – 10. Desde la entrada de Luka había cambiado el partido.

Taylor reboteaba en ataque y abría para Luka, triple. 29 – 30. 6 a 2 dominaba Baskonia en triples, si bien el Madrid no estaba lanzando demasiados.

Doncic bajo aro, anotaba canasta. 29 – 32. 9 puntos en cinco minutos había sumado el esloveno además de capturar 2 rebotes.

Triplazo de Randolph desde el frontal, muy lejos. 29 – 35. Vendaval ofensivo del Madrid en este segundo parcial. 9 – 20 ya. Otro dato demoledor: 23 puntos del banquillo blanco y sólo 6 del baskonista. Taylor estaba realizando de nuevo un buen partido en defensa.

Rudy para Randolph, que anotaba otro triple. 31 – 38. De nuevo Luka, penetraba y por abrasión anotaba contra tabla. 33 - 40, 4 - 13 de parcial.

Rebote de Ayón en defensa, contraataque de Luka, dentro. 33 - 42, 13 puntos de Luka ya y +14 desde que entró en el partido para revolucionarlo.

Rudy en un contraataque, servía para Randolph, 33 - 44, con 13 - 29 en el segundo cuarto que terminaba así, con un Madrid jugando un baloncesto mejor que todo lo visto en lo que iba de Copa. La brillantez se suele reflejar en el marcador: 35 – 44. Un Madrid que había mostrado más intensidad, velocidad y pelea.

Se iniciaba el tercer cuarto con canasta de Felipe, 35 - 46. A continuación, robo en defensa y personal sobre Llull, antideportiva, 35 – 48 y máxima diferencia del Madrid.

Cuando parecía que los de la capital habían encarrilado el choque, un parcial demoledor en contra les devolvía a la tierra, tiempo muerto de Pablo Laso. 44 – 50.

Rebote en ataque de Felipe, falta sobre él y anotaba canasta pero no la daban por válida. 11 – 2 este cuarto a 5 minutos para el final del mismo.

Personal sobre Llull. Anotaba el primero. 48 - 51. Gorrazo de Ranwolf a continuación y en la jugada posterior de contraataque, triple de Llull, máximo anotador de tres del Madrid de Copa en toda su historia. Ahí quedaba eso. 48 - 54.

Rudy pasando muy bien, en este caso para Ayón, canasta. 50 – 56. El propio Gus para Luka, dentro otra canasta. 52 – 58.

Rudy anotaba un triple a pase de Llull, 52 - 61, volvía a marcharse el Madrid. A ver si Basconia tenía cabeza para remontar de nuevo.

Seis balones perdidos llevaba ya el Madrid en el cuarto, cuando sólo habían sido 3 en toda la primera parte.

Personal sobre Luka, fallaba el primero, iba dentro el segundo. 57 - 62, 16 puntos para él. En la jugada de ataque posterior, Ayón anotaba en bandeja a pase de Llull, 59 – 64 y el propio Llull, se lanzaba en una entrada complicadísima y canastón. 62 – 66.

De nuevo gorrazo de Ranwolf y en la siguiente defensa, robo de un Tony inconmensurable, de costa a costa y bandeja. Con 64 – 68 terminaba el tercer cuarto.

Se iniciaba el decisivo con triple local, 8 – 6 en triples y Baskonia a 1 punto. 67 – 68.

Con una penetración de Luka y bandeja se situaba el luminoso en 67 – 70. De nuevo Luka dejaba el balón sobre el aró, se salía pero Randolph palmeaba. 71 – 72.

A falta de siete minutos y medio para el pitido final, Baskonia recuperaba la delantera, 73 – 72. A ver si al Madrid no le pesaba el esfuerzo del anterior partido y el peso de haber dilapidado su cómoda ventaja.

12 – 4 en el parcial de estos últimos diez minutos y se iba de cuatro Baskonia, 76 – 72. Tiempo muerto de Laso. Parcial de 24 – 11 y menos de 7 minutos para el final.

Llull a tabla, obtenía una valiosa canasta. 76 – 74 y con un triple de Luka se cauterizaba una peligrosa herida que los de Vitoria habían abierto. 81 – 77.

21 a 16 en asistencias, Baskonia estaba jugando más como equipo, nos encontrábamos a cuatro y medio para el final.

8 a 12 en pérdidas, 4 de ellas de Luka, muy acertado en algunos lances, no tanto en otros.

Ayón servía para Luka, que anotaba una gran canasta por elevación, 84 – 79, 23 puntos para el menor, igualando la mejor anotación de su carrera en un partido tan duro y exigente. Sin palabras.

Llull servía para Randolph, que anotaba un nuevo triple. No se le puede dejar solo, pero lo hicieron. 87 – 82 a tres minutos del final. 23 – 14 en el cuarto.
5 triples había anotado Baskonia y 2 el Madrid en el cuarto vital.

Llull penetraba en un aclarado y anotaba. A un minuto y cuarenta y dos segundos del final, el Madrid se colocaba a tres, 87 - 84.

Tres pérdidas seguidas de Baskonia en sendos ataques, eran aprovechados en parte por el Madrid.

Un lanzamiento por elevación de Llull, terminaba dentro. 87 – 86. Un minuto y quince segundos de juego y todo por decidirse.

Rebote en ataque de Doncic, abría el juego para Llull, triple. 89 – 89. En la última posesión se la jugó Llull con un lanzamiento lejano de tres, pero el balón apenas rozaba el aro. El balear se reprocharía esa decisión en la entrevista al final del partido. De nuevo prórroga. El Madrid había dilapidado una ventaja importante, había enjugado otra y se había plantado con opciones en el último ataque sin saber aprovecharlo. El cansancio podría ser vital en el tiempo extra. Habíamos pasado del 87 – 79 al empate, con un parcial de 2 – 10 para ir a la prórroga.

El Madrid remontó por no perder balones apenas, jugando con cabeza y garra. Las pérdidas de Baskonia y saber aprovechar las ocasiones le habían llevado al tiempo extra como premio.

Penetración de Llull, dentro, para abrir la anotación blanca en el tiempo añadido. 91 – 91. Los 9 últimos puntos del Madrid habían sido de Llull.

Ayón robaba en defensa, machacaba en un contraataque fulgurante (por eso le gustan a Laso este tipo de pívots) y recibía falta. 91 – 93. Dentro el adicional. 91 - 94. 0 - 5 de parcial, y eso en una prórroga se puede pagar caro.

12 a 10 en triples después de que Ayón abriera para Chapu, que en su tercer intento, sumaba tres puntos. 94 – 97.

Asistencia de Llull para Ayón, que de nuevo obtenía canasta y personal. 96 – 99. Dentro el adicional también. 96 - 100. Importante que Gus anotara los tiros libres cuando son una de sus escasas lagunas. Quedaban dos minutos para el final.

De nuevo era protagonista Machete. Robo después de un rebote en defensa de Baskonia, se confiaron y estuvo más listo. Acción definitiva, posiblemente. Llull penetraba y recibía falta. Dentro ambos 96 – 102 a un minuto del final. Ayón y Llull estaban siendo capitales en esta recta final.

El Madrid aguantaba la posesión y tocaba con el pie Baskonia, catorce segundos más cuando se agotaban los 24. Los blancos, muy cerca de la cuarta final consecutiva. Tiempo muerto.

Se cometía falta sobre Randolph a catorce segundos del final. Del 87 - 79 a falta de 3 minutos, habíamos pasado a la prórroga y ahí el Madrid volvió a ser mejor, como ante Andorra. 96 – 103, el segundo dentro.

Con 99 – 103 se llegaba al final con un Llull, sobre todo, visiblemente agotado a la par que feliz.

Luka decía que el equipo había estado duro en defensa, mentalmente preparado. Cada jugador del equipo había sido muy importante. Tanto Valencia como Barcelona iban a ser muy duros como rivales en la final del domingo.

Llull comentaba que habían tenido mucha fe, que creían mucho en ellos, en el bloque, Baskonia lo había puesto muy difícil, querían forzar la prórroga, donde merecieron ganar. Hacía autocrítica con su último tiro errado antes del minuto 40.

Laso contaba que estaba muy contento por el trabajo magnífico de los jugadores, pese a que no habían sabido manejar la ventaja y habían permitido entrar a Baskonia de nuevo en el partido, pero la fuerza del equipo había sido no hundirse, para llegar al final con opciones. En la prórroga habían sacado un partido muy difícil. Baskonia había jugado muy intenso en defensa, pero el Madrid había buscado la mejor situación y encontrado tiros abiertos, atacando la canasta con acierto. Buen partido de todo el equipo, insistía.

Algo que ya no nos sorprende, Luka Doncic fue el mejor del Madrid con 26 de valoración, 23 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias. De nuevo enorme Randolph, con 20 puntos, 4 rebotes, 1 asistencia, 1 robo y 2 tapones. Un imperial Ayón anotó 13 puntos, capturó 5 rebotes, repartió 8 asistencias, ¡ocho! Y además robó tres balones. Un Llull decisivo para alcanzar la prórroga, anotó 23 puntos, capturó 1 rebote, repartió 4 asistencias y robó un balón. Rudy sumó 3 puntos, recogió 5 rebotes y repartió 5 asistencias. Felipe sumó 6 puntos y capturó 4 rebotes. Taylor cumplió en defensa y ayudó con 5 rebotes, 3 puntos y 2 asistencias, y Othello, Maciulis y Jaycee sumaron escasamente. Labor coral del bloque, en resumen.

Vimos a un Madrid que pese a haber jugado otra prórroga ante MoraBanc hace dos días, estuvo más lúcido de piernas y de mente en los minutos finales tanto del tiempo ordinario como de la prórroga, cuando se juega el ser o no ser. Ya sólo quedaba recuperar fuerzas en las escasas 22 horas que restaban para la final, tanto los levantinos como los blaugranas serían sin duda otro duro rival, aunque serían los de naranja los que terminarían con los de la Ciudad Condal, pero es que levantar una Copa no es sencillo, y menos cuatro consecutivas. Nadie lo ha conseguido en el formato ACB. De alcanzarlo alguien, no duden que sería este enorme Real Madrid.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar


El Mundo Madridista.com © 2013
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.